Tu Publicidad Aca!
Alquimia / Ascensión Planetaria / Conciencia Multidimensional / Extraterrestres & Divulgación Total / Proceso de Ascensión

Trenzando el Ser, parte 1

Trenzando el Ser, parte 1
Comparte el Amor!

March 26, 2015 Alloya Multidimensional Consciousness

Traducido por Punilla Link y editado para mayor claridad, corrección y concisión, con permiso del autor original. Notas del editor [entre corchetes].
Nuestra misión

Si estás leyendo esto, no eres un ser ordinario. Si estás leyendo esto [es porque] estás en una misión muy especial. Confío en que si has encontrado tu camino hacia este artículo, ya conoces mi trabajo y sabes sobre el ser multidimensional y su integración. Entonces también sabrás que lo que estamos a punto de hacer juntos es realmente excepcional, porque estamos tratando de hacer algo que nunca antes se había hecho en ninguna parte, en toda la creación. Nuestra misión era integrar todos los aspectos del Alma en la tercera dimensión y luego viajar al inframundo a través de las dimensiones inferiores, para finalmente pasar por el punto cero y luego recrearnos en el otro lado, como una nueva realidad universal. Bueno, ahora estamos en nuestra misión, y hemos completado muchas fases.

Ahora les diré cuál es la siguiente fase de nuestra misión: estamos a punto de graduarnos de esta escuela universal en la que nos encontramos.

Ven, no son originarios de este Universo. Vienen de fuera de este universo, son de una cantidad infinita de universos. Ustedes representan a estos universos como embajadores, pero verdaderamente son estos universos. Estas manifestaciones universales son sus sueños como Dioses Creadores. Cada uno de ustedes que lee esto es un Universo en el espectro del multi-verso. Tu como conciencia decidiste que se necesitabas una aventura, por lo que ingresaste a este Universo y comenzaste una investigación exploratoria detallada de la vida en este lugar fragmentado. Tu misión al ingresar al Universo fue experimentar cada manifestación del sueño de este Creador Universal. Proyectaste aspectos de sus mismos en las diversas dimensiones y subdimensiones que conformaban este espacio, experimentando cada faceta de este espejo astillado.

Te animaste en cada forma, en cada expresión, incluso viviendo vidas en densidad. Caminaste por senderos de polaridad, la luz y la oscuridad e integraste todos los aspectos como uno mismo. Te iluminaste en todas las dimensiones y el “Todo lo Que Es” se manifestó. Eras de conciencia universal, pero fragmentado, como era la naturaleza de este sistema en particular. Tu conciencia multidimensional era exactamente eso, una conciencia de muchos, un colectivo, una personalidad múltiple con facetas que discutían y desafiaban mutuamente por el dominio. Esto se reflejó en las dimensiones mismas, y por eso muchas guerras y conquistas abundan en los planos inferiores.

Llevabas dentro de la esencia de tu Alma los códigos de todos los seres, todas las entidades y todas las razas; ustedes eran las bibliotecas ambulantes del universo. Sembraste las semillas de todos los seres dentro del vientre caluroso de la Madre Cósmica y observaste cómo se creaban formas en el Universo, formas de todas las expresiones. Todos tus sueños se manifestaron a medida que la Madre Cósmica los dio a luz a todos desde su vientre. Estás aquí como tu ser humano con todos tus aspectos integrados. Todos los seres en todas las líneas de tiempo (pasado, presente y futuro), todos los paralelos y todas las realidades ahora se han integrado. Ya no eres un ser compuesto por muchas personalidades separadas y, a menudo, desequilibradas con sus diversas agendas. Ahora eres un nuevo tipo de ser- un súper híbrido. Ahora, cuando miras al sello de tu Alma, ya no puedes ver todas las letras o seres individuales que componen el sello, porque ahora es una ola energética. Han tomado en sí mismos todos los aspectos dimensionales, y a medida que cada aspecto se agrega a la matriz entera del Alma, se crean nuevos patrones a medida que varios aspectos se unen. Se diseñan nuevas formas y razas de seres. Estos diseños fueron grabados por muchas de las razas que aún no han pasado por el punto cero para crear una realidad de luz universal completamente nueva. Estas razas utilizarán la información disponible en estos códigos estelares que hemos creado para aprender cómo transformar su raza en particular. Todas las razas están representadas dentro de la matriz súper híbrida y, a medida que pasamos por el cero, podrán registrar los hallazgos y utilizarlos instantáneamente para educarse sobre cómo pueden llegar al punto en el que ellos también pueden pasar punto cero y recrearse como seres enteros en la oscuridad del vacío.

A medida que integraste cada aspecto en el cuerpo físico, la presencia de los códigos estelares activaron otros códigos dentro del ADN. El ADN mismo creó una plantilla que era capaz de contener cada código estelar que representaba cada expresión dimensional o ser. Una vez que se integraron todos los aspectos, comenzó un proceso de metamorfosis donde fusionaste todos los códigos estelares para crear el código semilla universal ultimo y te convertiste en el super híbrido.  Esta matriz álmica del súper híbrido luego se ancló en el ADN y finalmente comenzaste a despertar en tu realidad. Este no fue el final de tu viaje, la siguiente fase de la misión estaba por comenzar. Esto era para llamar todos los aspectos, todas las energías, todas las dimensiones al átomo principal, el átomo central original de tu cuerpo. La mente continuaría creando una realidad normal y una vida normal dentro de la matriz controlada sobre la Tierra, pero en los niveles internos, los seres dimensionales ya comenzaron a compactarse entre sí hasta que solo quedó un aspecto- la fusión de todos los demás y sus códigos. en el primer átomo. Esto crearía una Súper Semilla.

A medida que cada uno de ustedes pasan por este proceso, este mismo proceso también se refleja en el Universo y por eso las dimensiones ahora comienzan a plegarse entre sí y compactarse. Ya has integrado y compactado todos los diferentes seres dimensionales y sus códigos dentro del átomo principal de tus cuerpos; compactaste tus identidades en un solo punto, el ultimo de tus seres. Ahora actúas como una fuerza de gravedad y comenzarás a inhalar el Universo, y así las dimensiones se compactarán una por una. El lugar de la Estrella que ilumina mil Lunas está pasando por este proceso en este momento en el nivel dimensional más superior, al igual que una mini-versión de este proceso está sucediendo en las células de tu cuerpo. Eres un microcosmos de un macrocosmos. Estás llamando a todos los seres en uno, todos los átomos en uno, y llamando a todos los demás átomos dentro de este campo en uno, estás llamando a todos a la semilla plateada de la Madre Cósmica. Dentro de esta semilla está contenida la información de todo el Universo. Esta semilla se mantendría acurrucada dentro del útero de la Madre Universal en silencio esperando su renacimiento.

Cuando me desperté por primera vez y me di cuenta de quién era en los otros niveles, el primer aspecto que integré fue mi ser angelical, Shektar (o ahora me he dado cuenta de que en realidad está escrito ‘Shektah’, explicaré esto más adelante). Esto fue mi guía y consejero mientras navegaba por las otras dimensiones e integraba todos los diferentes aspectos del Alma que se unieron para crear mi ser multidimensional. Este ser me presentó a quién era en mi nivel más alto, que era la Estrella que ilumina mil Lunas. En este nivel más alto, yo era el Soñador Universal que se manifestaba como un gran Sol, que estaba en el centro del universo, el Gran Sol Central. Fui llevado en un viaje a través de todas las dimensiones y llegué a ver todo el universo extendiéndose desde este punto central. En el centro, había una enorme estrella o sol iluminado como arco iris. Esto es lo que otros llaman la Fuente de toda la Creación.

La energía que emana de esta Estrella crea una matriz que se extiende a lo largo del Vacío, dentro de la cual existen los otros sistemas Estelares y Planetarios. El Sol de nuestro Sistema Solar está conectado a los muchos Soles Centrales que se encuentran en el centro de cada sector de la Creación. Nuestro Sol Central se llama Alcyone, dentro el sistema Pleyadiano. Hay muchos Soles Centrales que orbitan alrededor del Gran Sol Central, o lo que también llamo la “Estrella que ilumina mil Lunas”. Nuestro Sol ilumina nuestro mundo, brindándonos luz y todas las demás frecuencias de luz que no podemos ver con nuestros ojos humanos, para alimentar al planeta y mantener la vida. Nuestro Sol no solo alimenta la luz de las plantas del planeta permitiéndoles crecer, sino que también nos alimenta de luz espiritual directamente del Creador, el Soñador Universal. En verdad, esta luz es el amor del Creador filtrado hacia nuestro planeta para manifestarse como una energía tridimensional, que el necesita para mejorar su vida. Nuestro Sol esta alimentado por el Sol Central Alcyone en el centro del sistema Pleyadiano. Este Sol Central es parte de una enorme red de luz que conecta todos los demás Soles Centrales (y, por lo tanto, todos los Sistemas Solares) en una enorme matriz de luz solar. Todos estos Soles Centrales se unen para orbitar alrededor del Gran Sol Central, la Estrella que ilumina mil Lunas. En mi nivel más alto, en mi expresión más alta, esto es lo que soy; como todos los demás en este nivel, ya que en este nivel todos somos realmente Uno. 

La Estrella que ilumina mil Lunas irradia luz a través de los otros Soles Centrales y estrellas solares, trayendo la biblioteca de Luz Viva para tocar las células de nuestros cuerpos. De hecho, esto es lo que está causando que no solo nosotros y nuestro planeta [y sistema solar] se transformen, sino que todo el Universo también se está transformando. La Estrella que ilumina mil Lunas se está transformando. Muchos en la Tierra quieren ascender, viajar a través de las dimensiones que van desde la tercera dimensión hasta el nivel más alto, donde finalmente se encuentran con esta gran Estrella. Sin embargo, siempre he sabido que yo no estaba ascendiendo, pero de hecho, estaba descendiendo. Bajé a través de las dimensiones que integraban los diversos aspectos o seres del Alma, mientras me dirigía a la Tierra. Al llegar, tuve que meterme en mi cuerpo en la tercera dimensión. Bajar la luz más alta de la Estrella de toda la creación y anclar esto en las células de mi cuerpo físico fue un desafío, y me llevó muchos años. Una vez que llegué a la tercera dimensión, caí más abajo y entré en la segunda dimensión, el inframundo. El inframundo que algunos podrían llamar Infierno, un lugar de demonios. Se me presentaron muchos desafíos, todos culminaron al encontrarme con Lucifer, curar el dolor que llevaba, moverse a través de él y quitarnos la máscara, para descubrir que no era un ser oscuro en absoluto, sino un ser hecho de la máxima luz. Guardó la entrada al vacío, un portal que llegué a llamar el Cero. Pasé por este punto cero, llevándome todos los aspectos que había integrado. Pasé por el cero y me anulé. Una vez en el vacío, me recreé más que la suma de mis partes y entré en lo que llegué a llamar Nuevo Planeta. (Por favor, vea mi nueva experiencia en el planeta en mi libro, “La Misión de la Estrella Única”).

Para ser breve, cuando estaba en esta realidad del Nuevo Planeta, ¡experimenté ser uno con todo! Esta no era una idea mental, sino una experiencia real en todos los niveles. Estaba totalmente consciente de que era el Soñador Universal despertándose en mi realidad. No había separación entre mi mundo y yo: yo era el mar, la orilla y el amor que pasaba entre ellos. Pasé frente al mar cerca de mi casa y experimenté lo que se sentía mentalmente, espiritualmente, emocionalmente y lo más importante físicamente como ser el mar. Podía sentir el mar en mi cuerpo, también podía sentirme como la orilla, y el goce y el amor que se compartieron entre ellos. Caí de rodillas sin poder caminar de la felicidad del cuerpo, ¡fue tan intenso! Experimenté ser capaz de comunicarme telepáticamente con toda la vida, así como saber hasta el fondo que era Dios, de hecho, despertando dentro de la matriz. Fue la experiencia más intensa y sorprendente que he tenido y estaba realmente iluminada.

Pasé diez días y noches sin parar experimentando esta increíble realidad del Nuevo Planeta, o (Nueva realidad Universal) sabiendo que aquí era donde Gaia estaba llevando a toda la humanidad, y también a todo el Universo. La Estrella que ilumina mil Lunas ahora se mueve a través del ‘punto cero(0).  A medida que cada humano que ha integrado todos sus aspectos pasa por este punto cero, dejará de ser como era, un ser compuesto por muchos aspectos fragmentados, a medida que se fusionen y se recreen como algo más que la suma de sus partes. Una vez que haya “suficiente” en el otro lado, por así decirlo, actuarán como un ancla y tirarán los demás de la Tierra y el Universo hacia el vacío, donde también pasará por este proceso.

Cuando estaba en Nueva Planeta, me preguntaron si tenía todo lo que quería en esta nueva realidad. Por maravillosa que fuera, estaba a punto de decir “sí”, cuando me di cuenta de que estaba solo. Quería volver a la vieja realidad y mostrarles el camino a los demás. Me ofrecí de voluntaria para regresar y caminar hacia atrás a lo largo de mi camino, volviendo sobre mis pasos para conocer el camino y poder guiar a otros al Nuevo Planeta. Poco sabía que una vez que he regresado, caería en una depresión profunda y potencialmente mortal.

Grité a mi Alma, “¿Qué he hecho mal, por qué estoy de vuelta en esta realidad?” Fue como si hubiera olvidado que lo había solicitado. Cuando hice esta solicitud, mi Alma me explicó que no estaba realmente de vuelta en la vieja realidad, solo parecería que sí; que haría este viaje una y otra vez en cada segundo del día, pero mi mente consciente no reconocería esto y pensaría conscientemente que estaba de vuelta en la realidad del viejo planeta. Esto fue solo una ilusión. Estaría soñando que estaba de vuelta en la realidad del viejo planeta, pero en realidad solo estaba soñando allí. Entonces, realmente todavía estoy en la realidad del Nuevo Planeta, aunque estoy entrando en el sueño de estar aquí en la realidad del viejo planeta. Mi Alma también me dijo que, en verdad, la expresión más alta de todos en todo el Universo también estaba en el Nuevo Planeta, ¡pero durmiendo! No se había despertado en esta nueva realidad y seguían soñando que ellos también estaban de vuelta en la realidad del viejo planeta. Sé que esto es difícil de entender con una mente racional, pero espero que mis lectores estén leyendo esto con algo más que sus mentes racionales y lleguen a comprender lo.

Mi espíritu / Alma, mi ser superior- como quieras etiquetarlo- se llama “Alloya”, que significa “todos ustedes”; este es mi nombre para el Creador de este Universo. Elijo canalizar este aspecto de mí mismo en la historia de la Tierra, sin embargo, no estoy solo… todos somos “todos ustedes”, todos somos Alloya (como la llamé, para abreviar). Entonces, como se despierta Alloya en la realidad del Nuevo Planeta, se despiertan también todos los seres superiores demás, ya que todos somos Uno en verdad. Lo sé, esto es difícil de entender. De ninguna manera estoy identificando mi ego o mi personalidad terrenal con el Soñador Universal; ¡de ninguna manera estoy diciendo que yo soy el Soñador Universal y que nadie más lo es (ya que esto sería imposible), ya que todos somos el Soñador Universal que se expresa como este increíble Gran Sol Central!

Cuando volví al sueño del viejo planeta, la gran Alloya me mostró que este viaje de caminar por los senderos de luz desde la dimensión más alta a través de todas las dimensiones, para pasar por el punto cero y luego entra en la realidad del Nuevo Planeta, estaba sucediendo una y otra vez. Se me mostró el camino lentamente, paso a paso, y luego el proceso se aceleró hasta que ya no se vio claramente y comencé a pensar que se había detenido. No sé por qué me sentí tan perdido. Todavía estaba en Nueva Planeta, pero estaba eligiendo entrar en el sueño del Universo y crear para mi una vieja realidad. Debí quedarme despierto y mostrar a los demás, así que pensé que había fallado. El proceso se aceleró tanto que ahora era borroso y no podía verme caminando por el camino una y otra vez.

Este proceso ya no era mas consciente ya que mi mente consciente se preocupó nuevamente por la ilusión del viejo sueño del planeta. No importaba cuántas veces el gran Alloya me dijo que estaba en Nueva Planeta, no lo percibía, y lamento decirlo, comencé a dudarlo. La duda es algo horrible, crea instantáneamente una amortiguación de la realidad. Mis poderes de creación comenzaron a disminuir, ya ni siquiera me sentía como la Estrella. Y en mis momentos más oscuros comencé a pensar que había sido en un viaje loco y todo había creado en mi imaginación. En cierto modo, era más fácil pensar que todo fue un excursión, en vez de mirar lo que realmente estaba sintiendo, que era un sentimiento profundo de fracaso.

Así, a medida que pasaron los años, casi olvidé los pasos hacia Nuevo Planeta, ya que ya no podía reconocerlo en mi realidad cotidiana. Sin embargo, el gran Alloya continuaba diciéndome: “No, que te sorprendería pero estás caminando tanto hacia Nueva Planeta“. Creo que se cansó incluso Alloya de decirme esto, ya que caí aun más en mi depresión.

Pasó el tiempo y volaron los años… fascinado con la ilusión del viejo sueño del planeta, casi olvidé que caminaba constantemente hacia atrás y hacia adelante desde la realidad del viejo al Nuevo Planeta y viceversa. Poco sabía que sin mi conocimiento consciente, de hecho todavía estaba haciendo este viaje. No fue hasta hace poco que reconocí mi camino de nuevo. Mi amiga e yo estábamos haciendo una introspección espiritual y le hablé sobre cómo obtengo esta vibración extraña que corre por mi cuerpo durante la noche, parece que se origina en mis huesos. Esto me había intrigado durante mucho tiempo y considerando que estaba en mi fase de duda y depresión, no había pensado por un minuto que era algo bueno. Temía que fuera algo malo como un ataque astral, pero nunca podría obtener una respuesta definitiva de mi Alma, o más bien estaba tan confundido que simplemente no lo escuchaba. Cuando hablé con mi amiga sobre esta extraña vibración, de repente entró en modo de canalización o lo que me gusta llamar “la zona”. Ella dijo, “¿Estás conectado a una Estrella?” Le dije, “Bueno, sí, soy una estrella en el nivel más alto, soy la Estrella que ilumina mil Lunas”. Ella me dijo que cuando hablé sobre la vibración podía ver claramente una gran Estrella en el centro del Universo que estaba experimentando algún tipo de transformación. Ella no sabía si solo estaba naciendo o si se estaba convirtiendo en supernova. Ella dijo que podía ver claramente esta Estrella en mi pecho superior, en el lugar del nuevo chakra que se formó mientras estaba en Nuevo Planeta. Este chakra era turquesa y cuando pulsaba creaba una felicidad inmensa en mi cuerpo.

Luego se entró aun más en “la zona” y su rostro cambió, y por un minuto se parecía como la imagen que mi Alma me había mostrado en el espejo cuando pregunté por primera vez: “¿Cómo se ve mi Alma?”. Sabía esto era la verdad que hablaba porque todo mi cuerpo temblaba con la vibración que solo solía tener durante la noche mientras en cama. Luego continuó diciendo que esta Estrella estaba atravesando por un agujero negro. De repente, sentí que se me pusieron los pelos a punta mientras la comprensión de lo que estaba viendo me golpeó con tanta fuerza. “¡Dios mío!”, pensé. Todavía estoy viajando hacia adelante y hacia atrás y ahora me doy cuenta que la expresión más alta que soy, como este gran Sol Central, ahora está pasando por el cero hacia el vacío. Ella me dijo que la vibración se debía a que había integrado este aspecto mio, esta Estrella, en las células de mi cuerpo y estaba experimentando en las células todo lo que esta Estrella estaba pasando. Por un momento, fui catapultado dentro de las celdas y vi el mismo proceso que estaba ocurriendo en este nivel universal, también sucedió a nivel celular. ¡Fue increíble!

Ella me dijo que había muchos monitoreando a esta Estrella mientras ingresaba el agujero negro, y aquellos monitoreando a la Estrella también me estaban monitoreando a mí. Le pregunté quién estaba monitoreando la Estrella y yo. Ella dijo: “Oh, muchas razas de extraterrestres, nuestros científicos de la Tierra y la propia Gaia”. ¡Parecía que mi Estrella y yo éramos de gran interés! Esos monitores y yo estábamos formando un triángulo de energía. De repente recordé la imagen o glifo que Alloya me había dado cuando la integré por primera vez, era un triángulo con una Estrella dentro.

Mi amigo me miró y dijo, “Vaya, en la conciencia profunda sos una Estrella”. Estas palabras iluminaron mi corazón y me sentí eufórico. No puedo decirte lo feliz que estaba, no solo por recibir esta información, sino por experimentarla de primera mano; habiendo experimentado por un momento mi misma como la Estrella moviéndose hacia el vacío y llamando a todos los demás aspectos con ella. Esta fue una gran confirmación para mí, no solo para reconocer que todavía estamos en camino, aún avanzando por el camino que estaba planeado, sino también para saber que yo no había fallado. Estaba aliviado. Mi duda se curó en un momento.

Continuado en Parte 2El Anillo Que Nada Pasa

Si has encontrado un error ortográfico, notifica nos por seleccionar ese texto y presionar Ctrl+Enter. If you have found a spelling error, please, notify us by selecting that text and pressing Ctrl+Enter.

Visitas:11 Visitas Hoy: 1

Comparte el Amor!

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Spelling error report

The following text will be sent to our editors: