Responsive Ad Area
Alquimia / Ascensión Planetaria / Bienestar & Sanación / Conciencia Multidimensional / el Despertar Espiritual / Misterios de la Tierra / Proceso de Ascensión

Bailando con Kundalini, parte 4

Bailando con Kundalini, parte 4
Comparte el Amor!

March 26, 2015 Alloya Healing & Meditations

Traducido por Punilla Link y editado para mayor claridad, corrección y concisión, con permiso del autor original. Notas del editor [entre corchetes].

Continuación de Parte 3

La Danza de la Serpiente

Una vez que hayas despertado a la Serpiente, debes acariciarla o sonsacarla para que se mueva alrededor del cuerpo. Aparte de los chakras, hay tres canales que suben por la columna vertebral, el canal central principal y dos que serpentean o se tejen alrededor del canal central a ambos lados. Uno se llama Ida y es femenino en su vibración, el otro se llama Pingala y es masculino en su vibración. Al activarse, la energía de Kundalini limpia estos canales y luego viaja por el canal medio desde la base de la columna vertebral hasta la corona, atraviesa los chakras, los libera de la negatividad y los equilibra. Si la Kundalini se muda al Ida o al Pingala, puede tener consecuencias devastadoras.

También, hay un sistema circulatorio de meridianos, que viajan por todo el cuerpo energético al igual que las venas y arterias dentro del cuerpo físico. Esta es una red fina de canales para transportar energía alrededor del cuerpo energético, y esto también filtra la energía al cuerpo físico 3D. A medida que sube por la columna vertebral, la Kundalini hace girar los chakras cada vez más rápido, lo que les permite empujar su energía hacia el sistema de meridianos, que luego circula la energía por todo el cuerpo energético. Donde se cruzan dos meridianos, se forma un nodo y estos pueden congestionarse con energía negativa que bloquea el flujo libre.

Es importante que los canales se borren primero para que ocurra este flujo libre. Tras su activación, la Kundalini puede despejar canales y chakras bloqueados, pero los meridianos también necesitan ser despejados de sus bloques y equilibrado para que luego se mueva al sistema meridiano y active los códigos en el cuerpo energético. Limpiar el sistema meridianos es un desafío, y esto rara vez ocurre instantáneamente, incluso con una activación completa de Kundalini. Es posible desbloquear el sistema de meridianos canalizando la energía de la Serpiente a lo largo de varias rutas, dirigiéndola a los nodos en el sistema de meridianos que están bloqueados y necesitan ser reequilibrados.

No solo es posible desbloquear el sistema meridiano, también es posible llevar todo el cuerpo energético a un estado elevado de conciencia por ajustar el sistema meridiano. Existen muchas terapias complementarias/alternativas que abordan esto, como la acupuntura y la reflexología. Después es posible anclar en el cuerpo las energías de los aspectos dimensionales superiores que tienes dentro de tu identidad multidimensional.

A medida que los diversos aspectos que conforman tu conciencia multidimensional ingresan al cuerpo y anclan su firma energética en la matriz o red, su presencia solo aumenta la frecuencia del cuerpo energético, así ayudando al cuerpo físico a elevar su frecuencia vibratoria, lo cual es un requisito a tu ascensión desde la tercera dimensión a la quinta dimensión. Esta es la transformación que está ocurriendo en el planeta Tierra hoy en día.

Tuve varias activaciones de Kundalini durante mi vida. Todos habían sido espontáneos y de ninguna manera estaban orquestados. Ni creía que fuera posible activar el Kundalini por voluntad o intención. Todo eso cambió cuando la Diosa vino a mí y comenzó a instruirme sobre maneras de activar Kundalini. Cuando digo “la Diosa vino a mí”, quiero decir que ella trasladó su esencia a mi cuerpo y yo canalicé su energía. En mi tiempo, he canalizado a muchos seres diferentes, sin embargo, es diferente cuando canalizo a la Diosa, tanto más físico que no parece que ella viene desde fuera de mi cuerpo (de alguna dimensión superior en las estrellas). No, parece mas como estoy accediendo a ella desde algún lugar en lo profundo de mis huesos.

A medida que la Diosa entró en mi conciencia, sentí una energía poderosa y pesada que se elevaba desde la Tierra y me envolvió. La Diosa es de la Tierra y, por lo tanto, para mí se siente pesada y densa, pero extrañamente cálida. Cuando ella entra en mí, los músculos de mi cuerpo duelen ligeramente, un dolor sordo que proviene de lo más profundo de mis músculos. Me siento cálido por todas partes, no caliente, pero de alguna manera humeante. Puedo ver y sentir mi aura volviéndose como vapor, como si estuviera en un baño turco. Me siento embriagadora y entro en y salgo de un trance que se profundiza cada vez más intensamente.

Empiezo a perder mi sentido de identidad hasta que ya no siento más que soy yo, pero soy la Diosa y soy su devoto al mismo tiempo. A menudo me siento cansada cuando apenas ella entra en mi cuerpo y tengo un ataque de bostezo, lo que hace temblar y vibrar mi cuerpo. Esta es la Diosa entrando en cada célula de mi cuerpo. Después me siento completamente en trance, y como si mi mente y mi cabeza se hubieran agrandado, y ya no pienso racionalmente. Soy como una esponja, simplemente intuitiva. Para activar más información, ella me susurra un palabra o una serie de palabras, pero no hablamos de manera racional, con la conversación. En vez, ella usa imágenes y sentimientos emocionales intensos, y reacciones corporales para decirme lo que quiere que sepa.

Entró a mi conciencia la Diosa y nuevamente me mostró las imágenes de la vida pasada que tuve como una Bailarina Serpiente. Vi una vez más a la mujer de mi pasado, fuerte y musculosa, con el cuerpo de una bailarina. Tenía el pelo largo trenzado con hilos plateados. Había símbolos extraños en todo su cuerpo, literalmente tallados en su piel, algún tipo de tatuajes. No llevaba nada más que una cadena de plata que le rodeaba el cuello, y luego pasó por su pecho dividiéndose en dos, para pasar a través de dos anillos de plata que perforaron sus pezones, y entonces esta cadena se enroscó alrededor de su cintura. Bailó la danza más increíble, entrelazando sus brazos y manos con extraños patrones de movimientos que parecen significar algo, como si fuera de otro idioma. Giró sus caderas en espiral para despertar la energía de la Serpiente que parecía elevarse y ascender su cuerpo desde el chakra base.

Se acumuló la energía de la Serpiente hasta que comenzó a ascender el cuerpo mediante de la columna vertebral, activando los chakras mientras lo hacía. En el aura de la Bailarina Serpiente vi todos los colores de los chakras irradiando su luz pura y vibrante, hasta que parecía que ella estaba bailando en un aura de colores arco iris arremolinados. Vi cómo su cuerpo comenzó a cambiar de apariencia hasta que su piel parecía estar cubierta de brillantes escamas de serpiente, su cuerpo parecía más flexible, y los tatuajes brillaban con una extraña luz plateada. Observaba mientras aceleraba los átomos de las células de su cuerpo físico y me di cuenta de que se estaba transformando y ascendiendo a una dimensión superior. La Diosa me explicó que estaba realmente ascendiendo y que al trabajar con la Serpiente en mi cuerpo, me había transformado, iluminado y evolucionado totalmente en esa vida. Ella me explicó como la mujer que estaba viendo había dedicado toda su vida a la adoración de la Diosa y bailaba con la Serpiente todos los días de su vida.

La Diosa me explicó que yo podría ayudar mi transformación en mi vida actual en gran medida si volviera a aprender a bailar con la Serpiente de nuevo. Pensé a mí mismo: “Esto va a ser una tarea difícil”. Aunque estaba en forma y ágil y podía bailar bien, de hecho, no creía que podría lograr tales movimientos con facilidad o gracia. Para que mi cuerpo fuera tan flexible como el bailarín que vi antes mio, pensé que tendría que pasar mucho tiempo haciendo yoga y cosas por el estilo. Había leído mucha literatura sobre Kundalini Yoga y cosas similares e incluso había intentado las posiciones, pero para ser honesto, me rendí y lo abandone. Entonces, con mi estilo de vida ocupado, creía que me llevaría años para ser experto, incluso en algunas de las posiciones más simples. Cuando la Diosa me dio esta información, dudaba de mi éxito. La Diosa me tranquilizó diciéndome que todavía tenía la memoria muscular en mi cuerpo, y que una vez que se activara mi Serpiente, despertaría esos recuerdos y solo recordaría, en lugar de tener que volver a aprender cómo ser una Bailarina Serpiente.

Luego la Diosa me mostró cómo podía activar la Kundalini y guiar su energía alrededor del cuerpo vía el sistema de meridianos, por medio de la danza. Utilizando la Bailarina de la Serpiente, me mostró cómo yo podía activar la Serpiente y luego concentrar su energía hasta que hubiera suficiente para empujarla hacia la columna vertebral y activar los chakras. Una vez que llegó a la corona, su energía salió del chakra de la corona, no muy diferente del agua, para fluir hacia el sistema de meridianos, activándolo mientras lo hacía. Ella me mostró cómo aumentar la energía y empujarla por mover el cuerpo de diferentes maneras, incluso utilizando los brazos y las manos para crear patrones en el campo áurico. Los patrones parecían construir una red de energía alrededor del cuerpo que luego atraído aún más energía; aumentando aún más la energía de la Serpiente.

Observé con fascinación, pero no podía imaginar que alguna vez lograría esto. Sin embargo, estaba dispuesto a intentarlo, ¿qué más podía hacer? Siempre me ha encantado bailar, en mis veintes y treintas había sido bailarina de escenario en clubes de tecno. Había integrado mis muchos aspectos multidimensionales por la danza y el movimiento. No era ajeno a expresar la energía de mí mismo utilizando el baile, sintiendo sus energías corriéndose alrededor de mi cuerpo, girando mis chakras más rápido con ciertos movimientos. Entonces, cuando la Diosa me dijo que podía trabajar con la Kundalini por medio del baile, me sentí muy feliz.

Cerré los ojos y ella me llevó dentro de la Tierra, donde la energía de la Serpiente vivía en su forma pura. Vi túneles oscuros y cálidos en lo profundo de su cuerpo. Entonces, entré en un templo en lo que parecía ser el centro del planeta, con imágenes de serpientes pintadas en las paredes y estatuas de la diosa Serpiente destacadas en las cuatro esquinas. La energía de la Serpiente estaba dentro de este templo y visibles en todas partes habían espirales de luz que parecían Serpientes. Mientras estaba en este lugar, la Diosa me enseñó cómo enfocarme en las aberturas en la parte inferior de mis pies donde la energía de la Serpiente entraría en mi cuerpo. Cuando la Serpiente debajo de mí comenzó a moverse, sentí un cosquilleo en las plantas de los pies que se convirtió en un cálido hormigueo que extendió hacia mis piernas. Luego, la Diosa me enseñó como respirar de una manera que amansaría la energía de la Serpiente hacia mis piernas. No era fuerte al principio, pero aumentó en intensidad cuanto más respiraba y me concentraba, haciendo que inhalara mucho más tiempo que la exhalación, al mismo tiempo visualizando la serpiente subiendo por mis piernas.

Podía sentir dos corrientes de energía subiendo por mis piernas, pero ademas podía percibir cómo la energía estaba en espiral tejiéndose de una pierna a la otra en una figura de ocho. Podía sentir cómo la energía aumentaba cuando las líneas de energía se cruzaban. Era como si una línea de energía fuera positiva y la otra negativa, y cuando se cruzaban estaban completando un circuito y fortaleciendo la energía cada vez más fuerte. A medida que las dos corrientes llegaron a la base de mi columna vertebral, sentí un calor y una sensación de presión acumularse en mi chakra base y comenzó a bombear como lo había hecho en activaciones previas. Permití este bombeo, sin embargo, la Diosa me dijo que no permitiera que la Serpiente ascendiera más arriba de mi cuerpo, por lo menos no hasta que hubiera aumentado su energía. Ella me explicó que si dejaba que la energía de la Serpiente aumentara sin acumular suficiente fuerza primero, la energía no sería lo suficientemente potente como para ascender por el canal medio para llegar a la cabeza, y no entonces se derramaría sobre mi cuerpo y luego atravesar los muchos canales que conformaban mi red de meridianos.

Podía sentir queriendo elevarse la energía de la Serpiente, pero no sabía cómo mantenerla encerrada en mi base. Así que me enseñó la Diosa cómo hacer el bloqueo de raíz del que se habla frecuentemente en los textos de Kundalini Yoga. Tensé el músculo que se encuentra entre el ano y la vagina, y se sintió igual como cuando quieres hacer pis y te estás sosteniéndolo. Cuanto más tensaba este músculo y respiraba hacia este lugar, más intensa se volvió la energía de la Serpiente. Una vez que hubo suficiente energía, la Diosa me dijo que suelte la tensión y permita a la Serpiente subir mi cuerpo hasta mi segundo chakra.

Cuando la Serpiente ingresó a mi segundo chakra, sentí una sensación increíble, era muy sensual, sexual y muy poderoso. Casi me desmayo con la intensidad de la misma. Cuando la Serpiente comenzó a girar en mi abdomen, se calentó mucha toda mi panza. Una vez más, pude sentir que quería subir aun más arriba de mi cuerpo, pero la Diosa me dijo que no permitiera esto, solo moviera la Serpiente dentro de mi vientre en una figura de ocho. Esto lo hice por girar mis caderas una y otra vez, usando las técnicas de danza árabe que aprendí en Egipto. Esto le hizo muy feliz la Serpiente de que pudiera sentir alegría saliendo de mi vientre y extendiéndose por mis caderas y mi espalda baja.

Podía seguir girando, provocando a la Serpiente, todo el tiempo que quisiera y mientras lo hacía, comencé a tener un orgasmo. Al principio, la sensación se localizaba entre mis piernas, pero a medida que la energía aumentaba, esta sensación se extendió hasta que pude sentir el orgasmo en todos los músculos de la parte inferior del cuerpo. Olas tras olas de placer se apodero y recorrió la mitad inferior de mi cuerpo, aumentando su intensidad, casi volviéndose demasiado. Fue tan increíble y nunca había sentido algo así. También fue bastante agotador, como si no fuera lo suficientemente fuerte o flexible como para tomar la intensidad de la energía de la Serpiente en mi primera lección de Danza de la Serpiente con la Diosa, solo acumulando suficiente energía para llevarme al segundo chakra. De repente, me sentí cansado cuando la energía de la Serpiente retrocedió por mi cuerpo y volvió a la Tierra.

Durante las semanas siguientes, trabajaba diariamente con mi energía serpentina. A veces entraba en mi cuerpo y quería que realmente bailara durante largos períodos de tiempo. O tras veces me inspiraba a estirar y flexionar como un gato. Al mismo tiempo, hice entrenamiento con pesas y corrí 8 millas todos los días para desarrollar mis músculos. Me decidí por un programa de entrenamiento desafiante e intenso, no porque la Danza Serpiente fuera realmente duro y extenuante físicamente, sino porque necesitaba estar más en forma para poder retener aun mas energía serpentina en mi cuerpo por aun más tiempo, y los músculos retienen la energía de la Serpiente mucho mejor que la grasa o el hueso.

Bailé con mi serpiente todos los días durante los siguientes meses, destrabando varios bloques hasta que la energía llegó desde los pies hasta la parte superior de mi cabeza. Me sorprendió cómo podía mover mi cuerpo mientras bailaba los patrones más increíbles y los movimientos intrincados. No me podía imaginar poder moverme de esa manera por mi cuenta. Era como si estuviera poseído por algún otro yo que fuera experto en mover su cuerpo así.

Era consciente de como respondió toda la red de mi cuerpo energético a la energía de la Serpiente corriendo por mi cuerpo. Cuando cerré los ojos, el cuerpo enérgico parecía estar formado por increíbles patrones de luz azul-plateada, lo que creó los mandalas de luz más sorprendentes. Había visto esto dentro de mi cuerpo energético antes mientras trabajaba con los Antari (seres extraterrestres de una dimensión muy alta que trabajan en el cuerpo de luz; puedes leer todo sobre ellos en el Índice de Seres).

Al bailar y realizar movimientos específicos, podía sentir y verme equilibrando mis sistemas energéticas. Los mudras que realicé por bailar movimientos intrincados de manos y brazos equilibraron mi sistema de meridianos, despejaron los nodos donde la energía cruzaba en mi sistema de meridianos hasta que equilibré las líneas y llevé todo el sistema a un estado elevado. La mayoría de los patrones eran simétricos de un lado al otro.. Descubrí que si realizaba un cierto patrón de movimiento en el lado derecho, tenía que hacer lo mismo en el izquierdo. Todos los patrones estaban conectados y parecían encajar, siempre en figuras de ocho, el símbolo de la Serpiente. Al correr un bloque que encontré en mi plexo solar (por ejemplo) en el lado derecho de mi cuerpo y trabajarlo a través de un patrón ya equilibrado, pude eliminar el bloque del lado izquierdo de mi cuerpo. Hice esto una y otra vez hasta que eliminé suficientes bloques y la energía de la Serpiente pasó a un nuevo lugar y comenzó a trabajar para reequilibrar esta parte de mi cuerpo también. La red era altamente compleja y estaba formada por capas y capas de patrones individuales que se unieron para crear la matriz de energía más increíble.

Las corrientes de energía de la Serpiente parecían viajar alrededor del cuerpo energético a lo largo de ciertas rutas, en direcciones específicas, al igual que la sangre viaja alrededor del cuerpo en un camino establecido. Al mover la energía en la dirección correcta, descubrí que podía curarme en todos los niveles, físico, emocional, mental y espiritual. También descubrí que ciertas emociones o conjuntos de patrones de pensamiento se expresaban dentro del movimiento de un cierto patrón, para que vuelven a alinearse la emoción o los pensamientos con el plan de perfección. A medida que trabajaba más y más con mi matriz, comencé a ver un plano perfeccionado deseado que se superpuso sobre la parte superior de mi cuerpo energético, que aún no se había realizado ni manifestado. Era tenue, casi imperceptible pero se puso más vívido a medida que trabajaba más y más con la energía de la Serpiente. Me di cuenta de que no solo estaba sanando y reequilibrando patrones, sino que, de hecho, estaba creando nuevos patrones del plan y entrelazando nuevos códigos para llevar el cuerpo energético a una expresión más alta.

Comenzaron a aparecer símbolos donde eran situados en mi cuerpo los nodos principales del sistema de meridianos. Podía ver cómo estos símbolos representaban códigos que se activaban dentro de mi ADN. Los mismos, dado a mi por la Diosa, siempre habían estado allí, inherentes a mi cuerpo humano físico. No se activaron por completo, pero la construcción de estos nuevos patrones dentro del cuerpo energético activó los códigos dentro de mi ADN. Pude percibir este proceso como un hormigueo en las células de mi cuerpo. Cuando activé los códigos de fuego dentro de la hélice. podía sentir las chispas que se crearon en mi ADN. Pude ver la misma red de energía de mi cuerpo energético reflejado dentro de las células de mi cuerpo físico. Era como si estuviera despertando en las células de mi forma física un poder oculto.

Cuando terminé de trabajar con la Serpiente, miré mi piel y pude ver lo que parecían símbolos de tatuajes sobre todo el cuerpo. Estaban en los lugares donde se ubicaban los nodos del sistema de meridianos. Desde entonces, he tatuado físicamente en mi cuerpo uno de estos símbolos. Tengo en la nuca el pequeño símbolo que liberó un gran bloqueo en mi cuerpo energético, y permitió que se curara una brecha en una línea principal de energía dentro de mi cuerpo energético, para que la Serpiente pudiera completar su viaje por la columna vertebral hasta el corona de mi cabeza. Recordé muchas vidas pasadas durante las cuales tatué símbolos en todo mi cuerpo. En una vida pasada en particular, al trabajar con la Serpiente activé todos los códigos en mi ADN y lo expresé en forma de tatuar todos los códigos como símbolos sobre todo mi cuerpo. (Puede leer sobre esta vida en “Su Perspectiva”).

La coreografía de este danza es tan increíble que tomaría años aprenderlo, pero al cerrar mis ojos y soltar todo, me mueve la Serpiente automáticamente y me encuentro bailando de la manera más increíble. Puedo mover mi cuerpo de una manera que no puedo cuando bailo solo sin mi serpiente. Siento una energía increíble en mi cuerpo, lo que me hace sentir vivo, lleno de energía, extática y feliz. Siento mi chakra del corazón abierto y el amor del Universo fluye hacia mí, y también se irradia desde mi cuerpo al mundo que me rodea. Me siento totalmente en sintonía con la Tierra bajo mis pies y las estrellas sobre mi cabeza. Siento las corrientes de energía subiendo y bajando por mi cuerpo en una lluvia de amor y éxtasis. A veces la energía es tan fuerte, incluso me desmayo sintiéndome mareada y un poco desmayada. Es muy sexual y tengo un orgasmo, no solo en mi centro sexual, sino en todo mi cuerpo, ya que este orgasmo se dispara en todos mis chakras. Mi visión explota y puedo ver otras dimensiones y seres en colores brillantes y también puedo ver otras energías ser-entinas a mi alrededor. Puedo sentir a la Diosa como agua tibia en todo mi cuerpo, por dentro y por fuera. Es una experiencia verdaderamente extática.

Mi cuerpo se queda zumbando cuando la Serpiente vuelve a descender dentro de la Tierra. Puedo sentir lugares donde la serpiente se ha enterrado y disuelto mis muchos bloques. Queda una vibración en las células de mi cuerpo y puedo sentir las corrientes de energía que aún se mueven alrededor de mi cuerpo. Y aunque estoy un poco cansado, no me duele ni me duele de ninguna manera. Siento como mi cuerpo ha tenido un buen masaje.

Dedico cada movimiento a lo largo de toda la sesión de baile a la Diosa, porque siento que estoy honrando a la Diosa cuando bailo con la Serpiente, entregándome a ella como un regalo en el baile. A cambio, ella me está llevando a una aventura increíble profundo dentro de mí. Ninguna sesión es igual y algunas son un trabajo duro, ya que me concentro en temas intensos y tercos. Otros están llenos de poder y al terminar me siento totalmente eufórico. Otras veces siento que he trabajado duro, pero llego a un lugar estancado y tendré que trabajar más en él. También encuentro que se destacan los bloques o problemas en mi realidad exterior, en mi vida tridimensional. Los veo en su totalidad, incluso cómo operan en mí y en mi vida. También veo cómo afectan los otros aspectos míos y aun otras personas. Luego, llamaré a mi cuerpo la energía de la Serpiente y trabajaré con el patrón que alberga el patrón energético del problema o bloqueo, y una vez que se borre en mi cuerpo energético, también se borrará de mi vida. Esta es realmente una herramienta increíble para la transformación.

Ser continuado en parte 5 – Activando la Serpiente

If you have found a spelling error, please, notify us by selecting that text and pressing Ctrl+Enter.


Comparte el Amor!

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Spelling error report

The following text will be sent to our editors: