Tu Publicidad Aca!
Home » Artículos » Alquimia » La Conciencia del Cuerpo
Alquimia / Bienestar & Sanación / Conciencia Multidimensional

La Conciencia del Cuerpo

La Conciencia del Cuerpo
Comparte el Amor!

March 26, 2015 Alloya Healing & Meditations

El cuerpo es un sorprendente vehículo de conciencia, que usualmente no se aprecia por sus capacidades. Muchos lo ven como si fuera solo un trozo de carne que lleva su conciencia alrededor del plano físico de la tercera dimensión. Son pocos los que realmente saben como apreciar sus formas físicas. Los humanos no ven el cuerpo como la herramienta sorprendente que les permite a sus mentes y almas atravesar el plano físico en el que viven. Ven el cuerpo como un vehículo y nada más. Muchos de ustedes que están interesados en temas de la Nueva Era hablan con sus Almas, ya que pueden aceptar que el Alma tiene una mente y una inteligencia consciente con las que pueden hablar, pero no considerarían entablar una conversación con su cuerpo, ya que no pueden creer que el cuerpo tiene una mente, una voz, una inteligencia propia. Vemos la mente como superior y el cuerpo inferior. El hecho de que no comprendamos completamente el cuerpo y la manera en que funciona, no significa que el cuerpo tenga la culpa. Sin embargo, lo culpamos de todos modos.

La presencia del divino en el cuerpo físico no se ve. El Soñador Universal creó todo lo que está presente en el universo con su amor y luz divino, por lo tanto, el Soñador Universal también creó las maravillas que están presentes dentro de la forma física humana. Sin embargo, este hecho se olvida y el cuerpo a menudo se ve como un obstáculo para la progresión del Alma, aquí en la Tierra. Muchos realizan abstinencia de placeres corporales; intentan controlar el cuerpo a través de restricciones y límites. Están tratando de evitar el cuerpo para llevarlos a reinos más celestiales. Esto solo los hace separarse de la conciencia y los sentimientos de su cuerpo y así viven sus vidas con solo la mitad de sus seres. La transformación que está ocurriendo en el planeta requiere que todos se transformen a una dimensión superior como seres completos- no divididos en la mente, las emociones, el espíritu o el cuerpo. Entonces ya es hora de que los humanos empiecen a apreciar el cuerpo como el vehículo divino que es.

Muchas personas piensan que su Alma está dentro de su cuerpo y ha sido desde su nacimiento, pero esto no es cierto. Muchos no tienen su Alma presente en su cuerpo. Puede llevar años integrar completamente el Alma en el cuerpo. El Alma opera a una frecuencia de amor divino y el cuerpo también necesita operar desde esta frecuencia para que el Alma se sienta como en casa, dentro del cuerpo. Si el Alma ingresaría a un cuerpo que estaba vibrando a una velocidad muy baja, llevaría a la persona a un proceso de transformación profundo y demandante (consulte la sección titulada “Proceso”). La alta energía del Alma llamaría a la superficie a todo lo que existía en las células del cuerpo (lo que estaba frenando negativamente la progresión de la persona a lo largo de su camino espiritual) para ser visto, sanado y transformado. Este proceso, en alguien que tenía una energía muy negativa dentro de su cuerpo, haría que sane de una manera muy ardua a través de un proceso de desintoxicación muy profundo e intenso. Esto generaría una gran tensión en su cuerpo físico y emocional.

El Alma y el cuerpo necesitan vibrar a una frecuencia similar para que se fusionen sus energías permitiéndoles convertirse unidos. Obviamente el Alma está operando a una velocidad mayor que el cuerpo, pero si la brecha entre ellos es demasiado grande, entonces la fusión no sucederá. Cuando la distancia entre el Alma y el cuerpo es mínima, entonces el Alma puede acercarse más y más al cuerpo hasta que comienza a integrarse. Hay mucho que puedes hacer para ayudar en este proceso; no solo puedes trabajar con varios procesos para integrar el Alma, sino que puedes hacer mucho con el cuerpo para abrirlo a energías más elevadas y llevarlo a una frecuencia de amor para que esté mejor preparado para la llegada del Alma. El cuerpo es el templo del Alma, o se supone que es, sin embargo, muchos no miran su cuerpo de esta manera. Comer una dieta saludable o hacer ejercicio NO es suficiente para llevar el cuerpo a un nivel donde puede integrar con el Alma; es importante llevar el amor dentro la forma física. La clave es Amar tu cuerpo.

Los humanos tienen su enfoque muy orientado a la mente y, debido a esta orientación, están bastante disociados de sus cuerpos. Esta disociación del cuerpo es la maldición infligida por la conciencia occidental moderna. Las personas tribales basadas en la naturaleza tienen más conexión con sus cuerpos. Sin embargo, la mayor parte de la Humanidad opera únicamente desde sus cabezas y, por lo tanto, no solo están desconectados de las energías dentro de las células de sus cuerpos, sino que también están desconectados de la energía del planeta. Vivimos en nuestros cuerpos, pero no amamos suficiente en nuestros cuerpos. El amor es la energía de unión que fusiona juntas la energía del cuerpo con la energía del Alma. La energía del amor abre las células del cuerpo para que el Alma pueda deslizarse dentro y tomar residencia dentro del cuerpo, y así llevar la vibración del cuerpo a un nivel donde pueda alojar para siempre la energía del Alma. Esto es la Iluminación. Hay muy pocas personas que están en este nivel, y esto se debe a que nosotros en el occidente existimos en la conciencia de la separación. No solo hay una separación entre la cabeza y el cuerpo, sino también una separación entre las personas que viven en el planeta y el planeta mismo. Con tal separación en la conciencia que ocurre entre los humanos y el planeta, ¿es extraño que los humanos no pueden sentir el error de sus maneras, y contaminan y abusan del planeta con poca conciencia? Simplemente no pueden sentir lo equivocado que está. Si se superara la brecha entre el cuerpo y el Alma, no solo veríamos seres enteros en la Tierra, sino que también veríamos personas que tenían una conexión profunda con el planeta. Sentirían y comprenderían que eran una parte intrincada de la conciencia de Gaia, verían su cuerpo y los de ellos como uno, así que les sería imposible abusar de la Tierra, ya que sentirían el dolor del planeta dentro de su propios cuerpos.

El enfoque occidental crea la creencia de que la mente es superior y el cuerpo inferior. Debido a esto, son pocas las que eligen buscar la iluminación siguiendo el camino evolutivo del cuerpo. Muchos buscarán inspiración en la mente e incluso en el cuerpo emocional para guiarlos a lo largo de sus caminos espirituales, pero es raro encontrar a alguien quien elija seguir la sabiduría inherente en las células del cuerpo. Hay un dicho que dice: “hay muchos caminos al regreso a Dios”. El camino de la evolución del cuerpo es uno de esos caminos, pero se olvida a menudo.

Hubo momentos en el pasado muy lejano en que los Humanos vivían vidas totalmente en sus cuerpos. Estaban profundamente arraigados en sus cuerpos y debido a esto, también estaban conectados a la Tierra misma. No percibían el cuerpo como una entidad separada y, por lo tanto, entendieron que eran parte de la Tierra. Sabían que era un ser vivo, consciente, que es divino. No vieron la Tierra como un trozo de roca; en vez ¡la vieron como la Diosa y Madre de toda la Creación! Vieron a la Tierra como el proveedor de alimentos, oxígeno, agua y energía etérica.

Debido a su enfoque, no faltaron respetar al cuerpo ni a la Tierra. La adoraron de una manera que estaba en armonía con el cuerpo, viendo el cuerpo como una extensión del cuerpo de la Madre. Este enfoque dio lugar a religiones basadas en la naturaleza y en armonía con el medio ambiente y la conciencia del planeta, Gaia. Estas religiones dominaron por muchos años. Se han encontrado pinturas rupestres que representan a la Diosa, que se remontan a los tiempos del hombre Neanderthal. Cuando el cristianismo se extendió por todo el planeta, muchas de estas religiones fueron aniquiladas. La humanidad ya no tenía su conexión con el cuerpo, viéndolo tan humilde, como un animal; y así se cortó la conexión de la humanidad con el planeta. El hombre comenzó a considerarse fuera de la naturaleza y ya no siguió las leyes de la naturaleza. Los humanos comenzaron a violar y abusar del planeta, hasta que lo vemos como es hoy en día. Cada día se destruye más selva tropical; el hombre simplemente se sienta y mira. Si la misma atrocidad le sucediera a uno de sus familiares, uno de sus seres queridos, ¡se indignarían y exigirían que se detuviera!

La humanidad no ve sus cuerpos como una extensión del cuerpo de la Tierra y, por lo tanto, no pueden sentir lo que significa destruir las selvas tropicales. Así como los humanos le dan poco pensamiento amoroso al planeta, también le dan poco pensamiento a sus propios cuerpos, y solo le prestan atención cuando no funciona de la forma en que lo desean. Raramente aprecian sus habilidades y solo se centran en sus debilidades, se quejan cuando se enferma o se cansa, y lo culpan por impedirlos de hacer todo lo que quieren que lo haga. Los seres humanos viven estilos de vida agitados y acelerados en estos tiempos modernos, por lo que le piden mucho más al cuerpo (trabajar muchas horas, jugar duro), mientras alimentarlo con alimentos y agua contaminados, negando el ejercicio corporal; ya que preferirían sentarse y mirar televisión, negándose a descansar incluso cuando su cuerpo lo exige. Raramente reconocen el cuerpo como el sorprendente vehículo de conciencia que es, dándolo el cuidado y la consideración que necesita y merece. No pueden oír la voz del planeta y, por lo tanto, tampoco pueden oír lo que sus cuerpos necesitan. De mala gana, comen de forma saludable y se quejan de que no se les permiten las cosas que anhelan, como los dulces y los alimentos grasosos. Ven el cuerpo como un enemigo en la situación. ¿No se dan cuenta de que para vivir una vida sana y feliz, necesitan hacerse amigos de sus cuerpos y no verlo como el enemigo?

Los sistemas de creencias negativas sobre el cuerpo físico están programados en las células por los pensamientos e ideas que han aprendido de los padres, los compañeros y la sociedad en general. Muchas de las religiones de la Tierra enseñan a los humanos a temer los procesos del cuerpo y, por lo tanto, temen a la muerte y, por eso, también temen a la vida. Con estos sistemas de creencias funcionando en el fondo de su conciencia, ¿es extraño que viven sus vidas repletas de enfermedades y dolencias? ¿Es extraño que son intrínsecamente infelices en sus cuerpos? Las creencias crean tu realidad y tu creación del cuerpo no es una excepción- lo que piensas acerca de tu cuerpo, lo crearás. Si crees que estás gordo, estarás gordo, y lo mismo se aplica a pensar que estás bien y saludable. Si tienes pensamientos y sentimientos saludables, entonces manifestarás por ti mismo un cuerpo feliz y saludable.

Todas las enfermedades tienen su origen en la mente subconsciente; aquí es donde se forman por primera vez como una forma de pensamiento negativo. Esa forma de pensamiento se alimenta de emociones negativas asociadas con el pensamiento. Esto se convierte en un patrón negativo de conciencia que comienza a manifestarse en el cuerpo energético. El cuerpo energético está formado por patrones de luz y sonido y cuando estén en armonía con el cuerpo energético, el funciona correctamente y, por lo tanto, el cuerpo físico sigue saludable. Cuando hay patrones negativos presentes, el cuerpo energético no puede funcionar correctamente y el resultado es una mala salud. El patrón negativo que es la causa raíz de la enfermedad o la enfermedad afecta negativamente al cuerpo energético porque el patrón involucionante, no está en armonía con el resto de los patrones que componen el cuerpo energético. La presencia de este patrón negativo reduce la energía del cuerpo energético y comienza a caer en vibración. Entonces el patrón negativo puede manifestarse en el cuerpo físico. Si pudieras mirar dentro de una sola célula del cuerpo, verías un patrón complejo, de diseño intrincado. También verá estos mismos patrones reflejados en las células de las plantas, e incluso en el copo de nieve. Es la belleza de la naturaleza reflejada en toda la materia viva. Si estos patrones adquieren una forma poco armoniosa, entonces perturban y afectan a todos los patrones circundantes dentro de la forma o cuerpo energético. Esto eventualmente se convierte en la mala salud.

El cristianismo nos enseña que el cuerpo se crea a partir de la suciedad de la Tierra, y que cuando nacemos a través del cuerpo de nuestras madres, nacemos en pecado. Nacemos como pecadores simplemente porque tenemos una forma física. Los procesos de nuestros cuerpos se consideran desagradables, especialmente el sexo. Incluso en (lo que consideramos que es) nuestra ‘sociedad liberal’, el sexo todavía se considera sucio. El sexo es la expresión más increíble y sorprendente de nuestra divinidad, sin embargo, incluso aquellos que se consideran sin prejuicios o juicios sobre el sexo todavía operan desde la programación limitada que se lleva a cabo en las células del cuerpo. Aquellos que no son mojigatos son considerados licenciosos y promiscues por otros en la sociedad. Ser libre con tu sexualidad y tu expresión física es vista por otros como ser rebelde, escandaloso y vivir al límite. Muchos usan esto como una táctica de ‘shock’ para impresionar a otros con su destreza sexual. De cualquier manera, el sexo no es honrado por ser esa increíble expresión de amor que debe ser.

El cuerpo tiene su conciencia propia; tiene pensamientos y sentimientos independientes de la mente consciente y los impulsos del cuerpo emocional. Hay muchos en los círculos de la Nueva Era que trabajan en sí mismos a nivel emocional y mental, librándose de las emociones y pensamientos negativos. Sin embargo, no consideran trabajando con el cuerpo físico a menos que se queje por una enfermedad, y solo entonces, buscan curación física. Buscamos muchas maneras diferentes de mejorar nuestro ser a nivel emocional, mental y espiritual, pero la única mejora que aportamos al cuerpo físico es en las áreas de alimentación más saludable y ejercicio para hacernos más deseables o vivir más tiempo. Creemos que podemos mejorar su salud y estado físico en general, pero eso es todo. No creemos que podemos mejorar el cuerpo o hacer que el cuerpo se convierta en algo más de lo que es actualmente.

Nuestro cuerpo responde a nuestros pensamientos y sentimientos. El cuerpo escucha intensamente los pensamientos de la mente consciente y responde y se crea en torno a las ideas que forma la mente consciente. Si pensamos que tenemos un cuerpo no saludable, luego se enferma. Todos sabemos sobre el poder del pensamiento positivo para curar el cuerpo de sus males. Aquellos de ustedes que están haciendo dieta para perder peso sabrán que cuando se concentren en la dieta y su necesidad de adelgazar, pierden peso muy lentamente y sin mucho éxito. Envidias a aquellos que parecen poder comer lo que les gusta sin engordar. Eso es porque ellos no están enfocados en que tan gordos son, que pesados son. Disfrutan su comida y su vida. Hacer dieta es un círculo vicioso, un carrusel delirante que nunca puedes salir una vez que lo pisas.

Al pesarte solo afirma a tu mente consciente que tienes sobrepeso y que necesites restringir y controlar tu apetito para observarte más ligero en la balanza. Hacer dieta y vigilar tu peso solo aumenta los kilos porque constantemente estás reafirmando al cuerpo que está demasiado gordo. El cuerpo escucha todo lo que piensas sobre él y luego se crea a partir de los pensamientos que está escuchando. Si afirmas a tu cuerpo que es gordo, creará más grasa para darte el cuerpo que dices que tienes. Las afirmaciones, ya sean positivas o negativas, no son reconocidas por el cuerpo- es neutral en sus juicios y solo crea y crea. El secreto es pensar que eres delgado, que eres delgado y que eres hermoso.

El cuerpo cambia constantemente y el cuerpo que tienes ahora no es el mismo cuerpo que tenías hace siete años. Las células están muriendo constantemente y están creciendo otras nuevas para reemplazarlas. Cada siete años tienes un cuerpo completamente nuevo. Entonces, ¿por qué estás recreando el mismo cuerpo una y otra vez? Habitualmente piensas negativamente en ti. Tus padres y luego la sociedad te han enseñado a desconfiar de los procesos del cuerpo y limitar sus capacidades. Te enseñaron que no puedes cambiar tu cuerpo y, por lo tanto, una y otra vez te recreas de nuevo en el mismo molde de gordo y feo. Las células de tu cuerpo son increíbles y tienen la capacidad de cambiarse y modificarse a sí mismas. El cáncer es la forma en la que el cuerpo se modifica para alinearse con el aluvión de pensamientos y sentimientos negativos que inundan el cuerpo.

¿Qué pasaría si tuviéramos pensamientos mucho más evolucionados sobre el cuerpo, pensamientos que lo llevarían a otro nivel dimensional de la conciencia? ¿Es posible cambiar el cuerpo para permitir que sea algo sorprendente y reconocido por ser una entidad increíble por derecho propio?

Escucha la pequeña voz de tu cuerpo, y después de un tiempo se volverá más y más fuerte hasta que puedes comunicarse directamente con tu cuerpo. Una vez que has configurado esta línea de comunicación, podrás seguir la sabiduría inherente en los cuerpos de todos. Esta sabiduría proviene de la Tierra misma, la conciencia que es la Diosa. Escúchala susurrar dentro de tus huesos, contándote historias en ritmo y mito. Siente tus emociones y sentimientos mientras tu corazón bombea su mensaje alrededor de tu cuerpo. Siente cómo te alimenta desde adentro, lo que te permite convertirte en algo mucho más. Estás evolucionando en todos los niveles, incluido el físico. Dale a tu cuerpo el amor, el apoyo y la libertad de expresión que necesita para realizarse completamente. No limites los impulsos que provienen de la sabiduría del cuerpo, no resistas los deseos, sigue las corazonadas que te roen el la panza. Sigue la voz intuitiva de la Diosa dentro de ti y ella te llevará a una nueva realidad maravillosa.

Traducido por Punilla Link y editado para mayor claridad, corrección y concisión, con permiso del autor original. Notas del editor [entre corchetes].

Si has encontrado un error ortográfico, avisanos por seleccionar el texto y presiona Ctrl+Enter.

Visitas:235 Visitas Hoy: 4

Comparte el Amor!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

no access

Spelling error report

The following text will be sent to our editors: