Tu Publicidad Aca!
Home » Artículos » Ascensión Planetaria » Mapa de Dimensiones
Ascensión Planetaria / Conciencia Multidimensional / Extraterrestres & Divulgación Total / Misterios de la Tierra

Mapa de Dimensiones

Mapa de Dimensiones
Comparte el Amor!

March 26, 2015 AlloyaMultidimensional Consciousness

Traducido por Punilla Link y editado para mayor claridad, corrección y concisión, con permiso del autor original. Notas del editor [entre corchetes].

El sonido crea los muchos universos que componen nuestro multi-verso. Al comienzo de la formación de un universo, el sonido vibra a través del medio del Campo Plasmático , ‘el Vacío’. Esta vibración hace que se formen patrones cimáticos en el campo. El efecto que tiene el sonido en un medio como el campo de plasma, crea el modelo en el que se crea un nuevo universo, un universo nacido por medio del sonido.

Esta respuesta geométrica y cimática dentro del campo plasmático es una sinfonía única. AUM es el tono primario de nuestro universo, que algunos místicos pueden escuchar como un zumbido audible. Este zumbido es la vibración o radiación de fondo producida por átomos que bailan a diferentes frecuencias. En sánscrito, se llama el “sonido producido sin percusión“. Este sonido sin percusión se produce sin una fuerza de golpe, ya que la “danza” de los átomos vibratorios del universo produce un pulso, que es el sonido de la energía primaria del universo.

Nuestro universo es un sistema de doce dimensiones que se ve así (ver imagen a la izquierda). Los otros universos pueden verse bastante diferentes, ya que cada uno es una respuesta única dentro del campo de plasma a las ondas de sonido que lo atraviesan. El universo sonó con doce tonos o notas principales dentro de su escala energética y formó este patrón único. Nuestro universo es un universo de doce; Es un sistema de doce dimensiones. Emanando de un orbe pulsante de conciencia, o un punto de singularidad, los conos, tonos o armónicos en espiral del Uno-12 estallaron, formando un círculo alrededor de una fuente de conciencia. Esta formación crea interminables sectores de experiencia de cuadrícula alineados a lo largo de un plano geométrico. Las almas caen en espiral desde la fuente central y se mueven hacia los sectores de la cuadrícula o vectores de experiencia que conocemos como dimensión. Cada Alma puede expresarse, o más bien ser consciente de sí misma, existente dentro de cualquiera de los doce conos o dimensiones. El alma puede expresarse en formas geométricas orgánicas en cualquier lugar dentro del universo geométrico fractal, que contiene sus doce tonos de creación. Dentro de esta experiencia, el Alma evoluciona constantemente, trasciende los planos materiales inferiores y se convierte constantemente en materialización. El Alma, que desea experimentarse a sí misma en todas las dimensiones, proyecta su conciencia en cada uno de los doce armónicos del Creador, creando para sí una capa tonal única de muchos colores.

Cuando un alma elige manifestarse dentro de un universo, adquiere este modelo universal, esta constructo de base fractal, que actúa como un marco a través del cual el Alma puede experimentar el dinamismo de las energías del universo particular en el que se manifestó. Así como nuestro universo es un patrón de doce conos de luz o armónicos, también lo es el cuerpo del alma que habitamos cuando fusionamos nuestra conciencia con la del universo en el que nos hemos manifestado. Desde un punto central, la conciencia universal puede proyectar su conciencia en cualquiera o todas las dimensiones que irradian desde su centro. Es más fácil para nuestras mentes humanas pensar en una estructura jerárquica piramidal a las dimensiones de nuestro universo, pero en realidad no ascienden una sobre otra, sino que irradian desde el centro de nuestro ser. En el centro mismo de tu conciencia reside el Uno, la fuente de nuestra divinidad.

Somos parte intrincada del patrón cimático de nuestro universo. reside En la duodécima dimensión, la octava o tono más alto de este patrón o cimático de luz. Este es el lugar de la más alta expresión de este universo: el Soñador Universal, la conciencia del Creador supremo de este universo y la conciencia original de donde todos nos originamos. No importa qué tipo de ser, entidad, energía o expresión te estés manifestando en las muchas dimensiones del universo, originalmente te originas en este nivel de conciencia donde no existe división, ni sentido de separación, ya que todo es Uno, y todos somos unidos en este nivel- todos somos el Soñador Universal. Este ser soñando toda la creación en existencia se ha dividido en muchos aspectos dentro los niveles inferiores. Sin embargo, en este nivel de duodécima dimensión, no se experimenta como separado de ningún otro aspecto de sí mismo.

La undécima dimensión es el lugar de los Arcángeles y los Ángeles. No veo a estos seres como los demás …no los veo como ángeles con alas, sino como construcciones geométricas que son impresionantes en diseño y complejidad. Desde el punto central de la conciencia, el Soñador Universal proyecta su atención, y dentro del tono o cono del universo, la undécima dimensión u undécimo cono permite que se forme un nuevo nivel de experiencia. A medida que los rayos de atención se proyectan desde la mente del Soñador Universal, se cruzan para formar patrones perfectos de luz. Todos estos patrones se unen para crear una red o cuadrícula de creación. Sobre las esquinas de los ángulos de una matriz de este tipo se encuentran los seres que consideramos como los Ángeles. Estos son los ángeles, o ángulos de la grilla o el marco de este universo, que se unen para crear un diseño fractal inmenso, complicado e intrincado. Los Arcángeles y los Ángeles son una parte intrincada de este diseño y marco; ambos son parte de ella y están a cargo de su mantenimiento y gobernanza.

Los Ángeles son las más asombrosas entidades geométricas, joyas, prismas, y fractales. Son constructos de luz o joyas increíbles que se unen para crear una cuadrícula o lona en el que cuelga la creación. Los Arcángeles son responsables de mantener en armonía y equilibrio este marco, en todos sus niveles, en su expresión de luz, sonido, energía y dedicación de la intención. Cada Arcángel no es un solo ser, sino un colectivo masivo de fuerzas creativas del universo. El universo en este nivel es enjoyado, fractal y perfecto. Cada Ángel es parte del patrón geométrico fractal general, que se manifiesta en la undécima dimensión superior como un diseño complejo y hermoso de energía fractal Arcángel. Hay multitudes de Ángeles o niveles de conciencia, y una jerarquía de intenciones, todos alcanzando su punto máximo como los Arcángeles mismos en los reinos superiores de la undécima dimensión (en este punto, me gustaría aclarar que no estoy refiriendo a los seres conocidos como Arcángel Miguel, Rafael, etc. Estos seres no son ángeles en absoluto, sino impostores Annunaki-Sirios). El plan para la creación de nuestro ser ocurre en este nivel de conciencia universal, donde todos somos parte de una divina geometría angelical colectiva. conciencia. Todos tenemos una contraparte angelical, un aspecto de nuestro mismo que reside en este nivel y permanece en este nivel como partidario de nuestro plan mientras experimentamos los mundos materiales y niveles inferiores. La undécima dimensión es el principio organizador dentro de ti y en este nivel crea una red inteligente de entidades angelicales orgánicas, autogobernantes, autorreguladoras y autoorganizadoras, autónomas, auto mantenidas, se adaptan y se evolucionan, y son no lineales en tiempo; lo que permite que los mandatos del universo se crucen en el tiempo y el espacio y se interconecten en todos los reinos dimensionales. El movimiento orgánico de estos seres angelicales crea un interminable flujo integrado por completo y da lugar al universo emergente y encarnado. Su capacidad de crecimiento y evolución es ilimitada. La evolución universal es cooperativa, ya que cada cambio en cualquier dimensión afecta a todos los demás aspectos de los sistemas de doce dimensiones.

La décima dimensión es el primer lugar del logos solar y planetario. En este nivel, los planetas y las estrellas no aparecen como los vemos en la tercera dimensión, sino aparecen como Dioses y Diosas. Cada estrella y planeta en el universo es un ser consciente por derecho propio. Cada uno es un Alma individual o logos y dentro de su cuerpo albergan toda la vida contenida en su sistema. Hay logos que gobiernan galaxias enteras, galaxias múltiples y universos. Hay muchas capas en este nivel, incluso una jerarquía de sub-dimensiones, todas gobernadas por una miríada de diferentes Dioses y Diosas.

Surgen del Soñador Universal singularidades en el centro de ciertas galaxias. El creador de esta galaxia [Vía Láctea] es el Logos o Alma de la galaxia. Las ondas serpentinas y torrenciales que emanan de este punto central, y circulan alrededor del núcleo como corrientes masivas de luminosidad viva, forman los cuerpos Aeon de esos dioses y diosas en la décima dimensión. Son seres fluyentes luminosos que reciben su energía de la Fuente y la extienden desde el núcleo en ondas escalares únicas de conciencia que afectan todo el espacio y el tiempo. En este nivel, todas las estrellas en el cielo y cada planeta que orbita esas estrellas son seres vivos conscientes. Cuando operes o despiertes en este nivel, te darás cuenta de tu existencia como una estrella o grupo de estrellas dentro del universo. En este nivel no hay separación entre tu y el cosmos. Así como no estás separado del Soñador Universal en la duodécima dimensión y no estás separado de la contraparte Angélica en el undécimo, no experimentas separación de las infinitas galaxias, estrellas y planetas dentro de esta realidad universal.

Frecuentemente escuchamos sobre cómo nacemos de las estrellas, pero no entendemos completamente lo que significa esto. Cuando despiertes a tu identidad multidimensional completa, llegarás a saber y comprender que en algún lugar del universo, en alguna galaxia muy lejana, existes como una estrella o planeta, o ambos, en los cielos. Los seres estelares y los dioses y diosas planetarias se unen en la décima dimensión dentro de los palacios de luz para guiar y apoyar a los otros seres dimensionales que residen dentro de sus sistemas. La Tierra tiene un alma llamada Gaia, y ella está guiando y apoyando a cierto grupo de almas (o más bien “ángeles”) que han elegido caminar sobre su superficie. Ella misma es un ser altamente evolucionado que alguna vez se llamó Aeon Sofia. Ella, como Sofia, es la sobrealma primordial (un ser superior especial) de todos los que residen en esta galaxia. Esto también es parte de lo que eres, no hay separación. Todos ustedes son parte de Sofia, ella es su alma superior, o el primer ser que tiene la capacidad de conectarse simultáneamente con todos los aspectos inferiores del ser que residen en las dimensiones del uno al nueve, todo al mismo tiempo. Cuando haces contacto con este nivel de ti mismo, eres consciente de ser un Aeon de la creación: un dios o diosa de tu propio universo.

En la novena dimensión hay una puerta estelar, el portal hacia las dimensiones inferiores y los planos manifiestos. La puerta estelar de la novena dimensión se manifiesta en lo profundo de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Este es el lugar a través del cual una conciencia pasará en su camino para manifestarse en el universo físico. Las dimensiones superiores no se manifiestan en la forma en que consideramos manifiesto; son de conciencia pura, sin forma, solo pensamiento. Esta dimensión es el gran portal que interconecta esos reinos superiores (que son impersonales al alma y sin forma y fisicalidad) a las dimensiones inferiores (que son personales del alma y contienen formas cada vez más densas). El alma usa estas formas como vehículos para navegar por las dimensiones inferiores. Como Alma, tus registros de tiempo están impresos en la estructura de la novena dimensión misma. Tu historia, tus aventuras como Alma mientras en las dimensiones inferiores se registran en vastos constructos de telaraña cristalina, que podemos ver de Tierra en nuestros telescopios como grupos de filamentos de luz [intergalácticos] en el espacio.

Todo es vibración, incluida tu experiencia como Alma; estas experiencias se mantienen en forma vibracional dentro de estas vastas e inmensas redes de grabaciones de la vida del alma.

Este es un lugar de prueba para las almas. Cuando un alma llega a cierto punto en su evolución donde ha navegado y conoce cada una de las dimensiones inferiores, pasará por muchas iniciaciones en la novena dimensión antes de pasar por el portal en el centro de la Vía Láctea y convertirse en una unidad parte de la realidad universal en la décima dimensión. Puedes ver este portal como ‘la puerta de la muerte’. Las almas que ascienden desde las dimensiones inferiores a las superiores pasan a través de esta puerta de la muerte, donde todo el tiempo se para, mientras se aventuran en la existencia eterna de los Aeons o dioses y diosas de la décima dimensión, y ya no son mas separados del Soñador Universal. Al pasar por el “Camino de los Nueve”, ya no son mas un Alma individual, ya que han fusionado su conciencia en la unidad que reside esperándolos en la décima dimensión. Este portal estelar está protegido, como digamos, y está regulado por la conciencia del Nueve, seres adeptos también llamados los “Navegadores del AbZu”, que conocen las formas secretas de pasar a través del portal estelar en el centro de cada galaxia en este universo. Dado que es posible que las almas caigan en la conciencia en cualquier punto de su viaje (incluso los Aeons son capaces de caer), debe realizarse un refinamiento espiritual en la novena dimensión antes de que las almas puedan pasar a través de la puerta estelar, y muchos de ellos las pruebas están destinadas a desafiar a las almas antes de que puedan pasar por el Camino de los Nueve.

No debe confundirse con el “Consejo de los Nueve” que se canaliza en muchos círculos de la nueva era, los Nueve de los que estoy hablando son compuestos de energías provenientes del Soñador Universal. Estos Nueve existen fuera de nuestro tiempo y espacio, sin embargo, son supervisores del paso de los seres de los reinos no físicos a las dimensiones de manifestación física y responsables de la apertura y cierre de la puerta estelar para permitir el paso de los seres a través del Camino de los Nueve. Para asegurarse de mantener todo en perfecto orden armónico, tienen la capacidad de leer las energías y todos los registros de las almas que pasan por el portal estelar o de la muerte de la novena dimensión. Son elevados a su posición porque conocen todas las nueve dimensiones que un alma debe atravesar en su viaje a los reinos superiores. También contienen códigos que se han traducido en tabletas de esmeraldas en las dimensiones inferiores. Estos están algo distorsionados, como lo es todo reflejo en los niveles inferiores; sin embargo, para aquellos que desean saber más sobre los códigos secretos de los Navegadores del Abzu, el estudio de los símbolos Enochianos desencadenará información enterrada en su subconsciente.

La octava dimensión es el primer lugar de la creación física; Es el lugar del círculo, el espacio en el que se crea la vida. Al igual que la célula, la octava dimensión es el lugar donde se forma la piel de la célula. Dentro de esta célula, el universo se crea con todas sus galaxias, sistemas estelares y cuerpos planetarios en formación. A medida que el Alma pasa de las dimensiones superiores a través del Nueve, se mueven y afectan el vacío o el campo plasmático de la octava dimensión. Causan que se forme un anillo de energía dentro del campo plasmático; esto en sí mismo crea vida.

Este anillo gira y comienza a tornarse toroidal, se convierte en la serpiente que come su propia cola. Estos anillos cargados eléctricamente o toro de luz son las serpientes ardientes, las ardientes, los serafines. Desde este nivel, movieron el campo de plasma por su sola presencia dentro de la estructura del vacío. A partir de su juego dentro del campo de plasma, toda la vida comenzó a formarse. Todo gira y, a partir de este giro, se formaron galaxias, sistemas estelares y planetas.

La octava dimensión es el lugar del infinito, se puede acceder fácilmente a todos los universos en la creación a través de esta dimensión y sus numerosos portales, o puertas de serpiente, permiten a los adeptos en este nivel pasar de un universo o dimensión a otro. Los seres Serpiente que residen en este nivel están alineados con el rayo plateado del Soñador Universal y en su movimiento de conciencia son responsables de la creación de pasillos vacíos, puertas estelares, portales y agujeros de gusano que se extienden por todo nuestro universo y más allá en otros universos.

Las familias de serpientes en este nivel son numerosas, y esta conciencia serpentina es responsable de gran parte de la siembra física de razas dentro de nuestro universo. Sembraron las entidades inferiores reptilianas en nuestra galaxia y algunas de ellas han caído en la conciencia. Esto es evidente por la aparición del depredador reptil Draco en nuestra galaxia, muchos de los cuales están encarnados en la Tierra en este momento para abordar este desequilibrio kármico y encontrar una manera de reparar sus creaciones. Muchas otras razas Serpentinas también se han encarnado en la historia humana para despejar y sanar su deuda kármica con la galaxia.

La séptima dimensión es el nivel de la mente cósmica, la red de la conciencia. Esta web es como Internet, permite a quienes están conectados a ella tener acceso a grandes cantidades de memoria almacenada, experiencia e información. Todos los sucesos que ocurren en los niveles inferiores se registran dentro de las vastas estructuras de la biblioteca de la séptima dimensión [¿Bibliotecas Akashic Record?] Presentes en esta dimensión. Muchos seres de séptima dimensión se dedican al mantenimiento y cuidado tanto de la biblioteca como de quienes la visitan para aprender. También puede tener acceso a estas bibliotecas, si es experto en trabajar en este nivel de séptima dimensión. Muchos de ustedes solo tienen experiencia de estar dentro de estas bibliotecas durante los estados de sueño.

Esta red de conciencia permite que aquellos que se conectan con ella tengan acceso a todas las demás razas dentro de la red. Entonces, en este lugar, conocerás las energías colectivas de muchas razas y especies diferentes, algunas de las cuales están en el cuerpo físico y otras en cuerpos puros de luz. La humanidad terrestre tiene sus conexiones colectivas en este nivel. A través de la séptima dimensión, puedes tomar conciencia del grupo familiar de tu alma y tener acceso para comunicarte con ellos. Gran parte de la comunicación que proviene de la conciencia alienígena proviene de este nivel de la séptima dimensión. Hay varias razas alienígenas que operan en este nivel de existencia y muchas de ellas están trabajando detrás del velo para apoyar a la Tierra y a la humanidad en su despertar.

Los Zeta (que son parte de la familia de mi alma) operan principalmente en este nivel, desde un lugar de mente pura donde pueden reorganizar imágenes de la realidad. Pueden manipular la realidad accediendo a esta dimensión y cambiando y cambiando la conciencia de aquellos seres que residen en Los niveles inferiores. Un buen número de especies alienígenas son de naturaleza mental de colmena, trabajando y operando como una mente unificada de una conciencia singular. Operar dentro de la séptima dimensión es practicar sus habilidades en telepatía. Muchas razas alienígenas están apoyando aquí mientras la humanidad recuerda su capacidad de ser telepática. Solo elevando la frecuencia a la séptima dimensión la humanidad se volverá telepática una vez más.

La sexta dimensión es el lugar donde vas a tener acceso a todas las líneas de tiempo, todos los mundos y realidades paralelas. Es como una estación de tren, hay muchos portales, puertas estelares y agujeros de gusano en este nivel. Si desea trabajar con vidas pasadas, o incluso con vidas futuras, esta es la frecuencia dimensional en la que necesita trabajar. En esta dimensión, todos los lugares están dentro de un espacio. Muchas personas que lograron estados alterados de conciencia provocados por la meditación o las plantas maestras psicoactivas han visitado esta dimensión donde han volado los paisajes fractales [a menudo “habitados” por pequeños “alienígenas grises”]. También hay seres en este nivel que son parte de la dimensión misma, que aparecen como criaturas con alas fractales, no similares a los dragones. Al hacer contacto con estos seres, puede leer su posible futuro y alinearse con el futuro que más desea. Esta dimensión no es tan fácil de mantener durante mucho tiempo, ya que el movimiento de las líneas de tiempo puede ser bastante desorientador para el cuerpo físico. Todo el tiempo está presente en el momento actual en la sexta dimensión y podemos desorientarnos por esto debido a nuestros implantes mentales racionales. Tan pronto como llegue a la conciencia en esta dimensión, solicite la ayuda de los seres alados que son maestros del tiempo, o Señores, que lo guiarán mientras aprende a viajar por las autopistas del tiempo.

La quinta dimensión es el primer lugar al que puedes ir para encontrar tu alma o trabajar con tu cuerpo de luz. Esta dimensión es el primer lugar donde puedes acceder al verdadero amor incondicional. Este nivel es el lugar al que accederán muchos sanadores, especialmente aquellos que trabajan en temas emocionales, para canalizar la alta frecuencia de amor del alma. Hay muchas razas avanzadas de seres de luz en este nivel. También es el lugar de la verdad. La verdad es una frecuencia, no una idea, y al acceder a esta energía puedes recuperar el equilibrio dentro de tu ser general. Muchos de nosotros estamos trabajando en este nivel cuando trabajamos con el cuerpo de luz, que ahora se está desarrollando y transformando en nuestros tiempos. A veces esto también se llama cuerpo de luz de diamante [o cuerpo de cristal], ya que los chakras que solían parecer vórtices de carga de sangrado (más sobre esto en otros artículos) en este nivel, ahora aparecen como construcciones de luz de diamantes.

Hay muchas razas de seres de luz extraterrestre que residen en este nivel. Es otro lugar donde puedes contactar con estos miembros de nuestra familia galáctica y también álmica. Nuestra realidad está cambiando y transformándose junto con el ADN de nuestros cuerpos, principalmente debido a las energías de la quinta dimensión que inundan este planeta, canalizadas desde el sol de nuestro sistema solar. Al respirar la energía de este nivel, puede provocar cambios y transformaciones acelerados en su ser humano. También es un buen lugar para ir a trabajar con una conexión divina entre las almas. Muchas de nuestras almas gemelas, almas gemelas que no están encarnadas en la Tierra, se encontrarán con usted en este nivel, como si fuera un lugar intermedio donde los seres inferiores y superiores puedan encontrarse. Hay muchos consejos de luz en todos los niveles, sin embargo, los consejos de luz que residen en este nivel son los más accesibles y solicitados para recibir orientación y apoyo.

La cuarta dimensión es la más complicada de las dimensiones. Es un lugar complejo e ilusorio con muchos niveles. Por lo general, se considera la dimensión de los sueños, ya que aquí es donde vas cuando viajas del cuerpo y sueñas. Muchos seres desencarnados residen en este nivel. En los niveles superiores de la cuarta dimensión hay lugares donde quienes están entre vidas descansan y trabajan con los consejos de luz para decidir dónde les gustaría encarnar la próxima vez. Dicho esto, no muchas personas en la Tierra tienen acceso consciente a este lugar, como la mayoría opera solo dentro de los chakras inferiores.

Hay grandes cantidades de engaño en este nivel. Hay muchos seres atrapados en los niveles inferiores de la cuarta dimensión, incluidas muchas razas de reptilianos caídos. Los reptilianos son cambiaformas, por lo que pueden cambiar de forma y aparecer como ángeles, seres de luz, guías amigables e incluso muchos mesías religiosos. Están teniendo efectos adversos en aquellos trabajadores de la luz que no pueden mantener la frecuencia de verdad en sus cuerpos.

Hay un ser llamado Metatrón (que es bien conocido y adorado tontamente en los círculos de la Nueva Era) que es el guardián de la prisión de un laberinto de mundos ilusorios. Metatrón es un ser caído que ha creado muchas versiones del cielo y realidades ascendentes dentro de la cuarta dimensión. Muchos seres ascienden a este lugar solo para descubrir que no han ascendido a la quinta dimensión real y superiores, sino que están atrapados en un espejo ilusorio del universo dimensional. Muchos canales y trabajadores de la luz están siendo engañados y tomados por maestros ascendidos, que son los guardianes de la prisión de Metatron. Muchos se ven obligados a reencarnarse en la Tierra a través de la manipulación de sus mentes y psiques por parte de estos llamados “seres ascendidos”. Sananada, St Germaine, el Comando Ashtar, la Hermandad de la Luz, la Federación Galáctica, etc., todos existen o están atrapados en este nivel. ¡Muchos de estos seres han ascendido a este nivel por medios artificiales y no han ascendido en absoluto! St Germaine, por ejemplo, mientras estaba vivo en el planeta consumió cantidades masivas de polvo de oro monoatómico, lo que permite a la persona ascender artificialmente. Una vez ascendido a esta dimensión, el ser descubre que ahora está atrapado e incapaz de ascender más, ya que no tiene la capacidad desarrollada de forma natural de moverse a través de las otras dimensiones [por medio de cuerpo de luz y vehículos merkaba]. Como el no tiene una conexión interna con la Fuente ]de todo amor y luz], necesita una fuente de luz para alimentarse. Estos grandes engañadores atrapan a muchas personas con mentiras dulces y control mental, y luego usan la luz de muchos trabajadores de la luz para alimentarse. ¡No te dejes engañar y libérate de la manipulación! Ten cuidado al trabajar con cualquier ser de este nivel; siempre compáralos con la luz y la verdad de tu alma, ya que ningún ser engañandote puede soportar esta alta energía.

La tercera dimensión es una dimensión conocida por todos, por eso no es necesario hablar de eso demasiado más que decir: en este nivel somos los más manipulados, teniendo lo que llamo el “implante Annunaki”: la construcción artificial de la mente racional. La mente racional no es un desarrollo natural dentro del cerebro humano, porque el hemisferio izquierdo del cerebro (que es la fuente de la mente racional) es totalmente artificial; es decir, se ha producido a través de ondas electromagnéticas artificiales de energía que corren constantemente a través de la estructura de la red eléctrica alrededor del planeta. Los pilones eléctricos que se extienden por todo el planeta, las centrales eléctricas, los cables eléctricos subterráneos, los mástiles de teléfonos móviles, los mástiles de TV, etc., son parte de una matriz energética eléctrica artificial que se conecta directamente al implante mental racional en nuestro cerebro, y a través de esto somos controlados como esclavos dentro y a una matriz artificial. El lado derecho del cerebro y su forma intuitiva de pensar han sido negados erróneamente en nuestra cultura occidental. Hoy en día, vuelve a estar en línea a medida que aprendemos a disminuir la influencia de la mente racional y a escuchar nuestra intuición.

La segunda dimensión es el lugar de los elementales, todos los variados seres químicos y complejos que componen la realidad física, incluido tu cuerpo. Los seres con facetas de diamante mantienen en forma la estructura de tu cuerpo. Este nivel, al igual que la cuarta dimensión, tiene muchas capas, y niveles con subniveles. Aquí es donde encontrarás las numerosas familias de los elementales y los dragones de fuego, tierra, aire y agua que forman el núcleo del cuerpo terrestre. Los torrentes gaseosos de poder que se mueven en movimientos circulares crean el núcleo de los átomos, y dentro de esto podemos ver a los dragones mientras toman vuelo.

A menudo se olvida de este nivel, ya que muchos buscan ascender e ignorar los niveles abajo. Hay muchos que están integrando todos sus seres multidimensionales en todos los niveles y, por lo tanto, necesitarán ser capaz de trabajar en este nivel también. Trabajar con los elementos en tu cuerpo puede ayudarte a trabajar con el dolor en el cuerpo; solo va a la segunda dimensión y pideles a los elementos que te ayuden a comprender tu dolor.

La primera dimensión es el núcleo de Gaia, el lugar de gravedad y compresión, regresando a un solo punto. Esta es la Fuente, el Soñador Universal en su forma más manifiesta. Este es el lugar de conexión o puesta a tierra, y éxtasis. Este es el lugar del combustible de existencia [el Kundalini], el lugar de rejuvenecimiento, regeneración y calor. Hay una presencia divina constante dentro del corazón del Soñador Universal que reside aquí como el deseo. La potencia sexual y la sensualidad están maduras en este nivel. La sanación y ciertas formas de rituales y ceremonias activan los antiguos códigos de tiempo en este nivel que crean nuevas realidades concretas.

Este nivel tiene otra forma de conciencia, que se ve similar a una araña. La conciencia de la araña, al igual que en la película “The Matrix”, es responsable del mantenimiento de la red que mantiene unidas nuestras realidades 3D. Digo “realidades”, ya que hay muchas en paralelo, todas las cuales se ponen en manifestación física a través de las grillas 3D, de forma similar a una telaraña. Si quieres manifestar algo nuevo en tu realidad, puedes hablar con las arañas y pedirles que creen una nueva realidad para ti (pero solo si tu alma lo desea, ya que a menudo lo que quieres con tu ego no es el deseo de tu alma). Luego, las arañas giran su magia en la matriz 3D y después de un tiempo puede manifestarse.

Próximo es el ‘punto cero’, el portal o puerta estelar al vacío.

Si has encontrado un error ortográfico, avisanos por seleccionar el texto y presiona Ctrl+Enter.

Visitas:661 Visitas Hoy: 1

Comparte el Amor!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

no access

Spelling error report

The following text will be sent to our editors: