Tu Publicidad Aca!
Home » Artículos » Alquimia » Tu “Ser Sombrío”: Como afrontarlo, sacarlo a la luz y trascenderlo
Alquimia / el Despertar Espiritual

Tu “Ser Sombrío”: Como afrontarlo, sacarlo a la luz y trascenderlo

Tu “Ser Sombrío”: Como afrontarlo, sacarlo a la luz y trascenderlo
Comparte el Amor!

February 14, 2021

Milan Karmeli

Traducido y editado por Punilla Link

En breve

    • Los hechos:

      Todos tenemos dentro una oscuridad que deseamos mantener oculta de nosotros mismos y los demás. Sin comprenderlo y enfrentarlo, permanecemos inconscientes de él.

    • Reflexionar sobre:

      ¿Estás abierto a conocer a tu propia totalidad sin poner condiciones para este encuentro esencial? ¿Estás dispuesto a enfrentarte a tu propia oscuridad para trascenderla verdaderamente?

 “Lo que más necesitas se encontrará donde menos quieras mirar, pero debes buscar con determinación. Si te persigue, entonces eres la presa; si lo enfrentas, puedes trascenderlo”. – Jordan Peterson

Se ha escrito mucho sobre la sombra y lo que es. La definición es clara. La sombra es algo que reprimimos y ocultamos de los demás y, en la mayoría de los casos, de nosotros mismos.¿Dónde se origina y qué podemos hacer para integrarlo o curarlo?

Empecemos preguntándonos “¿por qué tenemos una sombra?” ¿Es porque llevamos la oscuridad en nuestro centro o toma forma la sombra a lo largo de nuestra vida para evitar los residuos de miedo, rabia, vergüenza y culpa? Yo diría un poco de ambos. A nivel colectivo humano, cargamos traumas relacionados con el sufrimiento y la agresión de nuestros antepasados. Pero en su mayor parte, se desarrolla durante esta vida nuestra sombra en forma de una personalidad compleja y sofisticada, que nos ofrece una sensación de control.

En el fondo nos sentimos vulnerables pero tratamos de ocultarlo

Nuestro mundo interior es complejo y para algunos, insoportable. Estamos siempre en peligro de y tememos continuamente la exposición de nuestra complejidad contradictoria, hacia nosotros mismos y hacia los demás. En lugar de explorar la profundidad de nuestra psique e invitar a una mayor conciencia, preferimos protegernos. Cuanto más conscientes somos, asumimos aun mayor responsabilidad por nuestras acciones. Una de las razones por las que ocultamos nuestra sombra tan meticulosamente es porque no queremos enfrentar las consecuencias de nuestras acciones. Y así, están estrechamente vinculadas nuestra vulnerabilidad y nuestra sombra.

Hay muchas formas efectivas de no sentirse vulnerable y mantener un sentido de inocencia. Cumpliendo con una moralidad estricta, adhiriéndose a ideologías, ya sean sociales, políticas o espirituales, o depender en dogmas religiosos, todos logran exactamente el tipo de protección en la que nos apoyamos en sentimientos de justicia e inocencia. Esto no implica que no debamos aspirar que nuestras acciones sean morales o evitar creer, sino que debemos tomar conciencia cuando se utilizan al servicio de sentirnos superiores a los demás. Curiosamente, nuestro deseo de permanecer inocente es una gran sombra en sí mismo.

Entonces, mientras estamos ocupados reprimiendo y controlando, la sombra se alimenta y crece con cada intento de combatir el rechazo, la humillación o el castigo, así como las situaciones que nos dejan sintiéndonos culpables y avergonzados.

Aquí hay algunos ejemplos de cómo nuestra sombra oculta nuestra vulnerabilidad:

  • Digamos que queremos ser reconocido para algo que hemos logrado. En lugar de pedir reconocimiento, lo ocultamos por medio de una humildad falsa y nos resentimos por no recibir la atención que sentimos que merecemos.
  • Otro ejemplo es nuestra necesidad de pertenecer y ser importantes para los demás. Pero nuevamente, en lugar de comunicar esta necesidad, que nos hace vulnerables al rechazo, hacemos que se sientan importantes los demás con la esperanza de ser elogiados por nuestras acciones.

Con el tiempo, hemos desarrollado innumerables formas sofisticadas de suavisar nuestras sombras y sentirnos en control.

La integración de la sombra comienza con una honestidad que no pide nada a cambio.

Podemos ver que la mayoría de la sombra tiene que ver con intentos de supervivencia de algún tipo. Esto sucede cuando intentamos controlar nuestro entorno por comportarnos como víctimas, ganándonos el respeto mediante de la humildad falsa, la superioridad moral y otras formas de manipulación. Cuando hablamos de la integración de la sombra, es crucial que seamos precisos en cuanto a cuáles son las facetas de nuestra sombra.

Queremos poder decir, por ejemplo, sin hacer ningún juicio, que “sonrío a los demás para no ser atacado” o “controlo a mi pareja por hacerle sentir culpable”. Cualquier juicio sobre lo que descubrimos en nosotros mismos es un intento oculto de encontrar excusas y victimizarnos. Aquí, el “por que” es de importancia secundaria, porque la lista de razones es interminable y la fuente absoluta es difícil de precisar, pero la necesidad de limitar nuestra vulnerabilidad sigue ahí.

Este puede ser un buen momento para decir que la integración de la sombra no se trata de redención, sino de comprender el funcionamiento interno de la vulnerabilidad y la protección, que están vinculados estrechamente a nuestro sentido de supervivencia, tanto física como emocional.

Además, queremos enfrentar nuestras sombras, no para sentirnos mejor o más ligeros en el futuro, sino para integrarnos más en nosotros mismos y disminuir la sensación de separación que produce la sombra. Queremos devolver a la integridad que viene con la responsabilidad de pertenecer a una historia y una cultura que experimenta una gran cantidad de sufrimiento y es más grande que nosotros mismos. Integrar nuestra sombra implica dejar que la oscuridad forme parte de nosotros, sin el deseo de superarla.

Suelta la esperanza de una vida sin dolor

Cuando nos enfrentamos a nuestra sombra, queremos ser dueños de la agresión, el miedo, el egoísmo o la codicia que viven dentro de nosotros. Queremos aclararnos a nosotros mismos ante todo como jugamos juegos de poder y buscamos el control. Este reconocimiento no reduce necesariamente el daño que sufrimos nosotros o los demás, ni nos permite cambiar. No hay un resultado seguro de la integración de la sombra y esa es una pastilla difícil de tragar. Lo que estamos haciendo “simplemente” es sacar a la luz algo oculto, sin el intento de hacerlo más o menos significativo o dramático, sino verlo como es, volviéndonos más conscientes.

Cuanto más emocionalidad induzcamos en la caracterización de nuestra sombra, menos integración tendrá lugar. La integración de la sombra debe ser un acto no dramático, rodeado de un toque de tranquilidad, en el que observemos quiénes nos hemos convertido. Durante esta observación, sentiremos el dolor de las mentiras, la traición y el daño a los demás. Y en el proceso de hacerlo, es un verdadero desafío reprimir el juicio, positivo o negativo. ¿Cómo es posible “no comentar” sobre lo que consideramos una experiencia personal? Necesitamos entender que cualquier comentario también contiene el intento de cambiar la experiencia, ya sea liberándonos o castigándonos.

Sanar la sombra es un proceso mágico en el que somos los participantes, no el director.

El gran desafío en la integración de la sombra es aumentar nuestra capacidad para estar con o sostener una experiencia sin tener la capacidad de cambiarla. Lo que se ha hecho ya está en el pasado y no se puede deshacer; solo se puede sostenerlo, y al sostenerlo con paciencia, pueden emerger más facetas para observarlas. Como cuando se lastima un niño, solo podemos abrazarlo para compartir el dolor de esperar a que se produzca la curación, pero la magia de la curación tiene su propia línea de tiempo misteriosa.

Cuando hacemos cargo de nuestra sombra, nos pone en un lugar desamparado y humillante. Nos muestra nuestras limitaciones y eso es algo que no queremos sentir. Maximizar nuestro potencial para ampliar nuestros propios sentimientos de grandeza es solo otra sombra. Reconocer la limitación de nuestro potencial, sin minimizar nuestra fuerza o ejercitar una humildad falsa, nos permite compartir nuestra luz.

EL EFECTO SOMBRAde Debbie Ford

La vida viene con muchas limitaciones y la sombra intenta interferir con la vida misma. Enfrentarse a nuestra sombra es un acto espiritual, mientras abrazamos y permitirmos que se incluya un poco más de nuestra totalidad humana. Por medio de esta experiencia, podemos ponernos en contacto con una humildad y sencillez, que a menudo pueden tocar algo en nuestro núcleo, que es místicamente significativo y expansivo.

La integración viene de un lugar que no es dramático, porque el drama siempre toma partido y nos hace perder la simplicidad que subyace en el reconocimiento de la complejidad humana. La integración de la sombra es un proceso de por vida e algo mágico. Lo sucede cuando somos completamente sinceros, renunciamos a todos los tratos con Dios o el destino, y nos entregamos a lo que somos esencialmente: vulnerables. Queremos invitar la sensación de dolor que nos revela nuestra sombra sin buscar la redención. En cierto modo, cada vez que decimos que Sí a una parte de la sombra en nosotros, aceptamos volver a entrar en la vulnerabilidad continua de ser humano.

Aquí es donde comienza la sanación.

Profundizar más:

“ACEPTAR NUESTRAS SOMBRAS” video por Debbie Ford

Si has querido mejorar tu pensamiento crítico, desarrollar tu autoconciencia, ser más consciente de los prejuicios y centrarte más en el corazón, ¡este es el lugar perfecto para comenzar!

Los Buscadores de La Luz .pdf – leer/descargar el libro de Debbie Ford,

La Luz de Tu Sombra (Descubre el Poder de Tu Sombra) – audiolibro en español de Debbie Ford, Marianne Williamson, Deepak Chopra

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

¿CONOCES A TU SOMBRA?

Aspectos de las Sombras y la Sanación del Niño Interno (ingles)

La Aventura del Héroe: lo que las Películas pueden enseñarnos sobre Enfrentar nuestra Sombra (ingles)



Si has encontrado un error ortográfico, avisanos por seleccionar el texto y presiona Ctrl+Enter.

Visitas:103 Visitas Hoy: 4

Comparte el Amor!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Spelling error report

The following text will be sent to our editors: