Tu Publicidad Aca!
Home » Artículos » Ascensión Planetaria » El Contrato de la Semilla Estelar y la Ascensión Planetaria
Ascensión Planetaria / Bienestar & Sanación / el Despertar Espiritual / Extraterrestres & Divulgación Total / Proceso de Ascensión

El Contrato de la Semilla Estelar y la Ascensión Planetaria

El Contrato de la Semilla Estelar y la Ascensión Planetaria
Comparte el Amor!

Mis queridos amigos,

Soy Adamu de la Entidad Monádica de la civilización Pleyadiana, hablándoles una vez más mediante mi escriba, Zingdad.

Hoy deseo hablar directamente con las Semillas Estelares del Planeta Tierra. Pero, te invito a leer este comunicado- incluso si no crees posible que tú mismo seas una Semilla Estelar. ¡Creo que lo encontrará valioso cualquiera que tenga la mente abierta!

Entonces, mis queridas Semillas Estelares, tengo mucho que compartir con ustedes en esta actualización. Tantos temas para tocar para llegar a mi punto final, lo cual es una invitación para que recuerdes quién eres realmente para que puedas realizar tu poder creativo divino. Para que puedas hacer lo que pretendías antes de nacer en esta encarnación tuya actual y para que puedas participar en la creación de una nueva era dorada de la humanidad.

Entonces hay mucho para contar. El mejor lugar para comenzar es informarte sobre el contrato que firmaron todas las Semillas Estelares antes de venir a la Tierra. Toda esta información sirve para desencadenar tus recuerdos profundos de un lugar lejano y un momento especifico hace muchas vidas. De quien eras. Del coraje y el sacrificio personal que te impulsaron a elegir como lo hiciste. Y de los compromisos que te hiciste a ti mismo sobre cómo actuarías, cómo ayudarías, cómo te sanarías a ti mismo, como recordarías… y como sanarías a los demás, como lo hiciste.

El contrato de la Semilla Estelar

Hay seis componentes en el contrato de la Semilla Estelar de los que te debes recordar, como Semilla Estelar. Se les conocen como la Invitación, la Ruptura, la Reparación, la Entrega de Obsequios, el Retorno y la Disolución. Hablaré de estos componentes, uno por uno.

La Invitación

Como una Semilla Estelar, surgiste a la autoconciencia desde la matriz de una civilización planetaria en otra parte de esta galaxia, por ejemplo en las Pléyades. Después del amanecer de tu conciencia en ese mundo distante, evolucionaste espiritualmente, elevándote a ti mismo a través de las densidades de la conciencia mediante de numerosas encarnaciones en tu planeta de origen. En algún momento habrías llegado a ser considerado un alma avanzada; listo para graduarte de la encarnación en la densidad de conciencia de tu planeta de origen a la siguiente densidad de conciencia superior. Y luego te habrían ofrecido una invitación; una oportunidad para retribuir a la Vida un regalo acorde con todo lo que has recibido a lo largo de tu vida. Este es un rito de iniciación para todos aquellos que evolucionan a lo largo del camino del Servicio al Otro (STO). Cuando has recibido, retribuyes al menos tanto como has recibido.

En esta coyuntura, hay muchas, muchas formas de retribuir. Una de estas formas es comprometerse con un contrato de Semilla Estelar: aceptar dejar la comodidad y seguridad de su familia álmica y el hogar espiritual y aventurarse y encarnarse en un grupo completamente diferente al suyo. Al hacerlo, primero se compromete a bajar su conciencia a la frecuencia vibratoria de la civilización que visitará. No se puede nacer entre ellos sin estar de su densidad, después de todo. Y luego accede a despertar, a regresar, mientras este entre ellos, a su estado anterior de conciencia. Y ese es el corazón del contrato de la Semilla Estelar: que uno se sanará a su estado previo de conciencia mientras esté en ese planeta alienígena y mientras viviendo entre esa cultura alienígena. Quizás ahora no comprendas intuitivamente el enorme regalo que das al hacerlo. Pero mira, como todo es Uno, lo que te haces a ti mismo, también lo haces al otro. Y si haces este trabajo de autosanación en un planeta, pondrás a disposición de otros en el planeta el mismo camino de sanación que has recorrido. Ni siquiera necesitas decirle una palabra a nadie más. Solo sanarte a ti mismo mientras estás dentro de su red de conciencia planetaria es, en sí mismo, un regalo magnífico para su civilización.

Por supuesto, es así que eres un ser amoroso, bondadoso y de buen corazón por naturaleza. Si encuentras algo que valga la pena compartir con otros, buscarás compartirlo. Si puedes ayudar, lo harás. Si puedes servir, lo harás. Si puedes enseñar, lo harás. Si puedes ofrecer sanación, lo harás. Esa es su naturaleza básica, habiendo evolucionado a un alto nivel en una sociedad STO. Así que, no solo te sanarás a ti mismo en ese planeta alienígena, pero mientras lo haces es casi seguro que también te darás cuenta de que eres una especie de regalador.

Las Semillas Estelares son una bendición profunda dondequiera que vayan.

Y cuando hayas concluido tu proceso de regresar a tu nivel anterior de conciencia, y llegue a su fin tu encarnación en ese planeta, entonces puedes regresar a tu grupo álmico de origen, teniendo una reunión triunfante y gozosa con ellos en el nivel superior de conciencia que habitas ahora.

Y así es que recibiste una invitación. Estabas viviendo entre tu familia álmica en tu planeta de origen. Habías alcanzado un punto culminante en tu evolución espiritual. Estabas listo para pasar a la siguiente fase del viaje de tu alma. Y mientras contemplaba su Gran Servicio, te acercó un Maestro que ya regresó. Te contaré más sobre ellos en un momentito. Pero se te acercó a ti un ser avanzado y reverenciado de gran sabiduría para informarte que habías sido seleccionado- si estuvieras dispuesto. Se descubrió que tenías el temperamento y el avance adecuados para los desafíos y las luchas de un contrato de Semilla Estelar para uno de los muchos planetas en evolución dentro de esta galaxia.

Después de aceptar este noble esfuerzo, comenzó un proceso riguroso de entrenamiento y preparación. Se te informó de los diversos planetas de la galaxia que necesitan semillas estelares. Planetas cuyo consejo planetario había pedido contratados. ¡Y luego elegiste el destino para tu Gran Servicio!

La Tierra, en este momento, es un destino bastante preferido. Es el destino más grande para las semillas estelares de las Pléyades. Hay un número de razones para esto. Uno es la estrecha relación familiar entre los pleyadianos y los humanos terrestres. Otro es la gran necesidad de la Tierra, en este momento. También es el hecho del alto grado de dificultad y desafío. De hecho, se considera que la Tierra es la tarea más difícil de todas. Y los Pleyadianos son un grupo valiente por naturaleza. Algunos dirían temerario. Siempre estamos dispuestos a dedicarnos a las causas más desafiantes. Pero, sobre todo, estamos aquí en grandes cantidades debido a la importancia crítica para toda la galaxia que la población humana terrestre tenga éxito en el proceso de ascensión in-situ que se está intentando aquí. Esto nunca se ha hecho antes. Y si tiene éxito, alterará irrevocablemente las relaciones galácticas. Terminará, de una vez por todas, con las guerras interplanetarias que se han desatado desde el principio de los tiempos.

La razón por la que la Tierra es tan crucial es compleja, pero la explicaré de la manera más sencilla posible abajo. Ahora mismo ¡deseo que comprendas que esta es una misión verdaderamente crucial de importancia galáctica literalmente! No puedo imaginar una forma en la que puedas dar un servicio mayor que un contrato de Semillas Estelares en el planeta Tierra en esta coyuntura en particular.

Ahora mismo, están aquí tantos Pleyadianos, proviendo su Gran Don.

Antes de venir aquí, los contratados habrían pasado un tiempo bajo la tutela de los Maestros Regresados mencionados antes. Estos son seres que ya completaron su contrato de Semilla Estelar, ascendieron su conciencia a su planeta de destino y regresaron para enseñar lo que saben. Serías preparado, entrenado y enseñado por el más respetado de todos los Maestros Retornados: aquellos que habían regresado de la misión en la Tierra. Te habrían dicho lo que puedes esperar. Le habrían inculcado las grandes dificultades inherentes a este compromiso. El riesgo de perderte en esa realidad por muchas vidas. El impacto de la aculturación desde la cultura Pleyadiana armoniosa a la cultura abrasiva y agresiva de la Tierra. El ruido psíquico sobre la Tierra que puede llevarte al borde de la locura y deshabilitar tus habilidades espirituales inherentes. El desafío de saber que eres “diferente” de los humanos de la Tierra que te rodean, pero sin saber por que y sin memoria de tu misión. El dolor del aislamiento que la mayoría de ustedes experimentarían como resultado de encarnar “solos” entre un mar de extraños. El dolor de siempre ser considerado extraño, raro e incluso loco por simplemente hablar y actuar de una manera correcta, buena y verdadera para ti.

Todo esto, y mucho más, se te habría avisado en el informe. Y también te habrían contado de las increíbles maravillas de la Tierra. Por ejemplo, la belleza natural y la diversidad que es única.

Y luego, tu, la Semilla Estelar preparada debidamente y contratada, saldrías para comenzar tu Gran Servicio.

La Ruptura

La primera parte es la más difícil del cumplimiento de un contrato de Starseed. Con el fin de reducir la vibración espiritual desde los altos de la densidad , , o quizás incluso la en la que residías antes del comienzo de tu contrato, hasta la baja densidad en la que debes ingresar a tu servicio en la Tierra, primero debes pasar por un proceso llamado La Ruptura.

Se acuerdan por adelantado los términos de la rotura de cada Semilla Estelar por la Semilla Estelar misma con sus guías espirituales y Maestros Regresados, a la mano para asesorarlas. En principio, uno habría que tener dos experiencias, uno es una experiencia de víctima y el otro es una experiencia de perpetrador. Pero estos tendrían que ser lo suficientemente impactantes para la Semilla Estelar como para causar una ruptura de su fe en su propia bondad y la bondad de los demás. En esencia, lo que se ruptura es la creencia de la Semilla Estelar en su propia divinidad inherente y la divinidad inherente de todos los demás; el objetivo final es dejar de verte a ti mismo como parte de la Unidad eterna y, en cambio, verte a ti mismo como un mero objeto de la creación. Y con eso, por supuesto, creer que todos los que te rodean son igualmente pequeñas creaciones mortales, perdidas e impotentes.

Sin este destrozamiento, no puedes bajar su conciencia a la profunda dualidad de la densidad : la frecuencia vibratoria de la Tierra. Y… así es que accediste a esto. Aceptaste y contrataste para La Rotura.

Decir que estas experiencias son traumáticas es quedarse corto. Pero esta es la única manera de revestir desconfianza y desconexión sobre el conocimiento profundo del alma de que todo es amor, que todo es Uno, que todos llevan una chispa de lo divino dentro de sí mismo, que reside dentro del corazón de la Semilla Estelar. Entonces, por diseño debe ser traumática la experiencia. Ser brutalizado por otros. Violada, torturada, abusada. Ser quemado en la fogata como un bruja. Ser sometido a atrocidades repetidas como un soldado o un civil atrapado en una guerra. Ser enterrado vivo. Ser rechazado por tu tribu y morir de hambre solo en el desierto. Este tipo de experiencias victimizantes son la primera parte del La Rotura. Es una parte que le permite a la Semilla Estelar creer que los demás son malvados, perversos, no confiables, no dignos de amor.

Y luego, con su fe en los demás rota, las Semillas Estelares estarán dispuestas a defenderse del otro. Atacar al otro en defensa propia. Y así, generalmente en una otra vida, las Semillas Estelares también se encuentran perpetrando abuso y crueldad hacia los demás. Usar sus dones y poderes naturales para victimizar a otros en su comunidad. Conducir a otros por mal camino para la gratificación de su propio ego. Sembrando caos. Causando daño. Y llegar al final de esa vida con suficiente evidencia para llegar a la creencia de que ellos mismos son malvados e indignos de amor.

Y así concluye La Rotura. Puede tomar tan poco como una o dos vidas, pero generalmente algunas más. Pero el punto es que se encuentran las Semillas Estelares habitando la misma conciencia de dualidad que todos los demás habitan en la densidad en la Tierra. Solo entonces están listos para la fase siguiente.

El Obsequio

Antes de que podamos hablar del Retorno, primero debo abordar El Obsequio.

Ves, sanarte a ti mismo es un regalo maravilloso, en sí mismo. Cuando lo haces, iluminas un camino en la conciencia que luego se vuelve más fácil de seguir para los demás. Al sanarte a ti mismo, sana a los demás sin siquiera intentarlo. Y, como se mencionó anteriormente, la mayoría de ustedes, por defecto, también ofrecerán todo tipo de regalos maravillosos y amorosos a aquellos que conviven con su realidad solo porque ese es el tipo de ser que son.

Así es que, cuando estés sanado, cuando estés listo para regresar, será fácil argumentar que ya le habrás dado su mayor regalo a la Tierra y sus habitantes. Pero esto no será suficiente para muchos de ustedes. Muchos cruzarán el umbral, saldrán de esa vida y luego, solo poco después, se encontrarán decepcionados de sí mismos. Muchos de ustedes dirán algo como:

Oh, no, había algo realmente importante que quería hacer mientras todavía estaba vivo en la Tierra. Podría haberlo hecho. Yo estuve ahí. Tenía todo lo que necesitaba para hacerlo… pero no lo tenía.

Muchos de ustedes se sentirán lo suficientemente convencidos sobre esto que pedirán regresar a la encarnación. Algunos regresarán a esa misma encarnación, otros comenzarán una nueva encarnación y otros tendrán alguna experiencia alternativa, como ser un “walk-in”, por ejemplo.

Pero no deseo empantanarme en esos detalles… El punto es que te invito a que ya tomes conciencia de este tema para que puedas considerarlo ahora. A medida que elevas su conciencia y te sanas a ti mismo, dedica un momento, de vez en cuando, a pensar:

¿Qué cosa me ENCANTARÍA hacer por este mundo… que mensaje tengo que entregar a este mundo… qué regalo puedo dejar que me dejará satisfecho y completo cuando me vaya de aquí?

Cuando se completa la reparación y la entrega de regalos, entonces comienza el retorno…

El Retorno

Con el Retorno, se te abren las puertas a la galaxia (y más allá) de par en par. Después de regresar éxitosamente de un contrato de Semilla Estelar, especialmente un contrato difícil dentro de las profundidades del olvido, como en la Tierra, tienes opciones infinitas sobre a dónde irás a continuación.

Seguro que has oído hablar de los Maestros Ascendidos, ¿no? Bueno, ¡te unirás a sus filas! Y como tal, se te considera un co-creador útil y deseable en cualquiera de una amplia gama de lugares en la galaxia, desempeñando cualquiera de una amplia gama de roles. Solo uno de los cuales es desempeñar el papel de Maestro Regresado en tu planeta de origen: enseñar, asesorar y guiar a la próxima generación de candidatas posibles para Semillas Estelares.

Muchos Maestros Ascendidos eligen permanecer involucrados con su cultura planetaria adoptada… en este caso eligiendo permanecer activos como guías y maestros para las almas encarnadas aquí en la Tierra.

Pero, dado lo que ha pasado a la Semilla Estelar de regreso, dado el profundo conocimiento de sí mismo, la compasión y sabiduría profunda que habrán alcanzado, por definición, son libres de explorar innumerables opciones alternativas. A algunos les gusta tomarse un período sabático en el que simplemente viajan por la galaxia en libertad como Semillas Estelares eméritas. Visitando planetas habitados, como su corazón los llama a hacer. Llevando sus dones y su sabiduría dondequiera que sean llamados. Y luego, por lo general, encuentran una situación que se adapte a sus intereses y habilidades particulares… un lugar al que llamar ‘hogar’ para el siguiente paso en su evolución en el viaje hacia la Unidad.

La Disolución

Pero no todas las Starseeds completan su contrato. Debe hacerse. Pero siempre hay un número que no lo hace, por diversas razones.

Por tanto que cada Semilla Estelar sea entrenada y preparada antes de su misión, no creo que ni una sola Semilla Estelar haya completado su misión sin pedir ayuda muchas veces llamando: “¡No sabía lo difícil que sería esto!” Es simplemente para que ninguna cantidad de entrenamiento previo a la misión pueda preparar completamente un alma para los golpes y rigores de, primero, La Rotura y luego las largas vidas de aislamiento profundo que resultan de estar entre aquellos que no son de su propia familia álmica.

Por esta razón, es solo justo que las Starseeds debe tener la opción de cancelar su contrato. Debe ser posible para la Starseed declarar: “¡Esto es demasiado, no puedo seguir con esto!” Y, de hecho, hay un dispuesto para tal situación.

En el plan de cada encarnación de cada Semilla Estelar, se diseñan varios Eventos de Salida. Este asunto es tratado con cierta profundidad por mi estimado colega, el Maestro 8, un ser que vigila todos los contratos del alma en esta realidad. Habla de esto, también a través de Zingdad, en el Libro 1 de The Ascension Papers .

[Nota de Zingdad: Le invitamos a descargar este libro de forma gratuita desde mi sitio web. Aquí Adamu se refiere al subtítulo “Entender la muerte” en el Capítulo 8 del Libro 1 de The Ascension Papers .]

Si bien te aconsejo que leas ese material para obtener una comprensión más completa, lo que te ofreceré por ahora es la conciencia básica de que cada vida contiene momentos planificados de antemano en los que se te extraen del flujo de tu vida, te llevan frente sus maestros y guías para consultarlos, recordado de tu contrato, recordado de la importancia de lo que estás haciendo y luego te piden que afirmes que te gustarías continuar con tu misión.

Si aceptas continuar, te devuelven a esa corriente de vida en un momento adecuado, quizás algún tiempo antes del evento de salida, y esta vez pasas el evento de salida sin ser extraído. Lo que significa que no tendrás ningún recuerdo de la extracción. Continuarás tu misión sin interferencias.

Si arrepientes y eliges la disolución de tu contrato de Starseed, entonces se completa el Evento de Salida. Se termina esa encarnación. Entonces, para aquellos que te conocieron en esa vida, parece que moriste. Quizás en algún tipo de accidente o algún trauma de salud. Luego se te brinda un interrogatorio amable y amoroso y se te devuelve a la encarnación entre tu propia gente en tu sistema estelar nativo para que puedas regresar a tu equilibrio y evolución espiritual.

Un Evento de Salida no se ve como un fracaso y no hay ignominia inherente a realizar esto. De todos modos, tal Semilla Estelar habría logrado mucho bien antes de esa salida.

Para evitar confusiones, deseo dejar en claro que ningún Evento de Salida se planea como un suicidio. No tengo ningún juicio sobre el suicidio. Pero el suicidio causa un trauma masivo a los seres queridos que se quedan atrás. Por esta razón, los eventos de salida no se planifican de esta manera. Si necesita una mayor comprensión de este tema tan delicado, por favor, lee la sección mencionada anteriormente del libro de Zingdad

El Caso Especial

Así que acabo de describirles cómo es un contrato de Starseed. Esto es, en términos generales, lo que se encuentra en todos los contratos de Starseed, independientemente de la procedencia del contratado. Aldebarán, Arcturus, los Pleyades, Sirio… estos y muchos otros sistemas estelares envían regularmente Semillas Estelares a la galaxia para hacer su buen trabajo. Y, a lo largo de las edades, las semillas estelares se han encarnado en una amplia gama de otros planetas. Y, sobre la Tierra, suya civilización es no más que la última de una sucesión en participar en su propia ascensión de conciencia y, por lo tanto, recibir un contingente de Semillas Estelares.

Así que, en primer lugar, deseo que comprendas que se trata de una práctica antigua y muy extendida. Y, en segundo lugar, deseo que comprendas que lo que ocurre ahora en la Tierra también es completamente único, muy especial y absolutamente crucial para el bienestar y el avance de la conciencia de toda la galaxia. Y aquí es donde retomaré la narrativa en mi próxima transmisión.

Y con eso te deseo una muy afectuosa despedida, hasta la próxima.

Soy Adamu de la entidad monádica de la civilización pleyadiana y les he estado hablando por medio de Zingdad, como siempre.

http://zingdad.com/adamu

https://zingdad.com/publications/books/the-ascension-papers-book-3

Traducido y Editado por Punilla Link

Si has encontrado un error ortográfico, avisanos por seleccionar el texto y presiona Ctrl+Enter.

Visitas:957 Visitas Hoy: 1

Comparte el Amor!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

no access

Spelling error report

The following text will be sent to our editors: