Tu Publicidad Aca!
Home » Artículos » Bienestar & Sanación » Falsos conceptos sobre los Virus
Bienestar & Sanación / Misterios de la Tierra

Falsos conceptos sobre los Virus

Presentación sobre la verdadera naturaleza del los virus

Falsos conceptos sobre los Virus

 

Por Jeff Green

Editado por PLEditor

BrandNewTube
Bitchute

Subtitulado en hebreo: https://vimeo.com/565368216

Introducción – 00:26


La idea de que los virus son agentes invasores que causan enfermedades fue creada por Louis Pasteur en el siglo XIX. Su teoría, conocida como la teoría de los gérmenes de la enfermedad “Germ Theory”, es el catalizador de todas las teorías existentes en la profesión médica. La teoría de los gérmenes es responsable del uso de la pasteurización, las vacunas y los tratamientos médicos. Al mismo tiempo que Louis Pasteur creaba su teoría de los gérmenes, había otro científico francés llamado Antoine Bechamp. Bechamp desarrolló su propia teoría de la enfermedad, y la documentó y probó en su libro,
“Le Sang et le troisième élément anatomique”. Su teoría era radicalmente diferente; se llamó la Teoría del Terreno. La Teoría del Terreno propone que todos los microorganismos y virus vivos se originan dentro del cuerpo, no afuera. Descubrió los procesos de fermentación y observó que las bacterias y los virus son pleomórficos; mutando según el terreno en el que residen. (Los virus mutan en el genoma en base a esquemas virales antes de su creación, un tipo de ‘pleomorfismo viral’. Las células fabrican construcciones virales y luego alteran esas construcciones para satisfacer sus necesidades. Las bacterias, al estar vivas, pueden mutar por sí mismas después de su creación). Esto es exactamente lo contrario de lo que propuso Louis Pasteur, que establece que los virus ocurren en la naturaleza por sí mismos y crean enfermedades. Esto, como explicaré, es imposible.

El virus y su propósito – 02:09


Los virus se originan solo en presencia de una célula viva, sin embargo, la ciencia también dice (indirectamente) que los virus pueden ocurrir en la naturaleza. Entonces, ¿Qué es lo cierto? Los virus deben tener una célula para replicarse. La ciencia ha admitido esto, sin embargo, están manipulando a la gente para que crean verdades a medias. La verdad es que los virus se crean en su forma completa dentro de la célula; no provienen del exterior del cuerpo, sino del interior del cuerpo. Los virus ocurren en el cuerpo como resultado de la toxicidad sistémica, no porque el cuerpo haya sido invadido por una amenaza externa. Esta es la gran mentira en la que se basa la profesión médica para justificar el uso de vacunas y medicamentos peligrosos. Sin la falsa teoría de los gérmenes en la que confiar y el falso mito del contagio con el que se ha lavado el cerebro a las personas, la profesión médica no tendría nada sobre lo que sostenerse y se derrumbaría como un castillo de naipes.

Entonces, ¿qué son los virus y cuál es su principal propósito en el cuerpo humano y en los cuerpos de los animales? Los virus disuelven la materia tóxica cuando el tejido es demasiado tóxico para que los microbios vivos se alimenten sin morir envenenados. Sin virus, el cuerpo humano no podría sostenerse frente a la toxicidad sistémica. Como los virus no están vivos, no saben cómo infectar una célula por sí mismos. No tienen núcleo, no tienen respiración ni tracto digestivo, no están vivos, por lo tanto, los virus deben tener unos agentes coadyuvadores y guías para acomodar su comportamiento: Estos son los llamados ‘anticuerpos’.

Es importante destacar que debe entenderse que los virus no infectan las células para invadir la célula y replicarse. La ciencia hace creer que los virus se replican en la naturaleza por sí mismos, pero sabemos que los virus no pueden replicarse a menos que estén en presencia de una célula viva, por lo tanto, ¿cómo podrían los virus replicarse sin estar vivos y sin capacidad reproductora?

La ciencia ha afirmado que un virus realiza acciones indiscriminadas. Esto significa que se supone que el virus invade todas las células del cuerpo por igual, pero este no es el comportamiento que observamos. La realidad es que los virus son muy específicos y disuelven ciertos tejidos en el cuerpo con la ayuda y guía de anticuerpos. El virus contiene el ARN y el ADN necesarios para disolver tejidos específicos y los adquiere de las energías de la célula. La célula tiene ADN; El ADN es una forma de energía. Nuestros cuerpos no son computadoras, no codificamos (en la forma en que lo hacen las computadoras). Esa es otra caracterización errónea del cuerpo humano. La energía existe en todas las células y agentes del cuerpo. Las células crean los virus, por lo tanto, la célula impartirá su propia energía al virus, lo que le permite, con la ayuda de anticuerpos, disolver los desechos y detritos del tejido.

Los virus flotan en suspensión libre después de haber salido de la célula; este es el efecto del Potencial Zeta. Esta es una ley del universo que mantiene los objetos en suspensión libre, repeliéndose o atrayéndose unos a otros. Esta es una carga de energía eléctrica conocida como electricidad estática. Si los virus no fueran agentes discriminatorios y específicos creados por las células, observaríamos que todas las personas que se infectan con virus tendrían el mismo nivel de enfermedad, pero esto no es lo que sucede. Esto es una contradicción directa de la virología misma porque si los virus son agentes contagiosos que vienen de fuera del cuerpo, al virus no le importaría qué nivel de salud del sistema inmunológico, o del cuerpo, tiene esa persona (por lo tanto, esta muestra una conexión inteligente entre los virus y el cuerpo).

Así pues, la ciencia hace creer que los virus contienen todas las herramientas necesarias para infectar cada región, tejido y órgano del cuerpo. En el cuerpo humano, tenemos muchos virus. Si bebo alcohol en exceso durante largos períodos de tiempo, puedo desarrollar hepatitis. Según la ciencia, tendría que haber contraído hepatitis si vamos a seguir la lógica de la virología. ¿Por qué el cuerpo crearía el virus de la hepatitis en el hígado? Porque las células del hígado intentan limpiar el hígado y eliminar la toxicidad para restaurar y revertir una condición hepática tóxica.

Se ha demostrado que existen más de 320.000 variantes de virus inherentes a la Tierra, a la naturaleza. Miles de ellos existen dentro del cuerpo humano, y existen en forma de códigos. Los códigos existen en el genoma. Bien, el genoma indicará a las células del cuerpo qué tipo de proteína fabricar. Por ejemplo, si tiene un hígado dañado, se basará en el código de la hepatitis, del cual hay más de tres tipos de virus. Por lo tanto, las células del hígado fabricarán lo que consideren necesario. Dependiendo de la toxicidad hepática, es posible que necesite hepatitis A, puede necesitar hepatitis B o C, depende del nivel de toxicidad. Cada virus es más o menos igual en este sentido; todos limpian el hígado y disuelven el tejido degenerado. El nivel de síntomas que experimentará depende del nivel de toxicidad. Cuando tiene una gran cantidad de toxicidad, requerirá que tenga más actividad viral, por lo tanto, la descomposición de los virus significa que experimentará un mayor nivel de síntomas; te vas a sentir más enfermo.

Ahora, la razón por la que las personas experimentan síntomas con virus y bacterias es porque cuando estos descomponen el tejido degenerado y los desechos, el cuerpo debe eliminar lo que descomponen. ¿Cómo hace eso el cuerpo? El cuerpo eliminará el 90% de las toxinas a través de la piel y el resto a través de los intestinos, la boca y las mucosas, esto es tosiendo, estornudando y en la piel manifiesta todo tipo de erupciones. Los glóbulos blancos ayudan a este comportamiento. Veamos el acné como ejemplo, tienes un grano, es blanco o negro dependiendo de la toxina involucrada. Si es blanco utiliza glóbulos blancos. Si es negro utiliza glóbulos rojos, lo que generalmente es una indicación de demasiado hierro, un tipo específico de hierro: el que proviene de los suplementos que el cuerpo no puede asimilar. Los glóbulos blancos ayudan en la acción de expulsar toxinas -que son de naturaleza cristalina- como una esquirla de vidrio exudada a través de la piel. El glóbulo blanco ayuda a neutralizar este comportamiento y ayuda a expulsar del cuerpo. Este es el comportamiento de toda infección. Siempre es el cuerpo tratando de expulsar toxinas o desechos extraños del interior del cuerpo.

Infección viral – Engaño médico – Trampa del contagio – 11:28

La infección viral es necesaria para que el cuerpo pueda revertir una condición tóxica. Pero en las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado, su cuerpo no puede lidiar racionalmente con grandes cantidades de virus que descomponen los productos de desecho tóxicos y, por lo tanto, pueden enfermarse y morir, pero esto es raro. Lo más probable es que el 99% de las personas que tienen actividad viral la superen, esa es la función del cuerpo. El cuerpo sabe muy bien qué hacer; es inteligente y tiene habilidades innatas. Debemos nutrirnos y aprender a amar el cuerpo. Cuando alguien muere debido a una infección viral o bacteriana, casi siempre se debe a un tratamiento médico.

La industria médica busca un enemigo para poder justificar el uso de procedimientos y tratamientos médicos peligrosos. Erigir un muro entre usted y su cuerpo resultará en el miedo de su cuerpo y de quienes lo rodean. Ese es el propósito principal del “mito del contagio”. Lavar el cerebro a las personas para que crean que pueden “contagiarse” de una enfermedad de alguien a su alrededor, permite que la profesión médica mantenga a las personas con miedo. Cuando las personas tienen miedo, son fáciles de controlar y manipular. La gente pide una solución y se la proporcionan, sin saber que han esclavizado su propia mente y cuerpo.

Cuando la mente se enfoca internamente en sus propios problemas, la persona ya no se enfoca en su entorno, sino que se enfoca en sus problemas internos. Cuando el cuerpo no está sano, este enfoque se magnificará enormemente. Cuando una población está demasiado preocupada por sus propias dolencias, no se preocuparán por los problemas exteriores. Los que están en el poder aprovechan la oportunidad para explotar la naturaleza del hombre, quitándole lentamente sus derechos individuales. Los que están en el poder saben cómo funciona la mente humana y cómo explotarla a su favor.

Ciclos Virales – Coronavirus – 14:10


Los virus y las bacterias actúan cíclicamente en el cuerpo. El cuerpo funciona en ciclos, por lo tanto, los virus siguen ciclos. Al igual que el clima, el cuerpo también funciona en ciclos. Cuando las acumulaciones tóxicas alcanzan su punto más alto en el cuerpo, la marea explosiva ya no puede ser retenida. Esto puede ocurrir debido a cambios estacionales, cambios climáticos, cambios de temperatura, tensiones, estragos y preocupaciones. Los cambios en las estaciones le indican al cuerpo que descargue grandes cantidades de toxinas acumuladas en la sangre. Cuando las toxinas ingresan al sistema sanguíneo, las bacterias deben proliferar para descomponer y eliminar la toxicidad que ahora se encuentra en la sangre. Sin embargo, si los microbios mueren envenenados debido a la naturaleza tóxica de lo que hay en la sangre y lo que se ha acumulado en el cuerpo, las células crearán y fabricarán virus que son disolventes no vivos; son estructuras proteicas. Los virus entran y descomponen el tóxico. Lo eliminan para que el cuerpo pueda restaurar la homeostasis. Sin virus, el cuerpo no tendría ningún recurso para limpiarse y moriría de toxicidad.

La naturaleza de los virus debe ser entendida. Los virus no están vivos, los virus no son contagiosos y explicaré por qué. Los virus no se pueden transmitir entre personas. Los virus que se originan fuera de la célula huésped no pueden infectar a otra huésped. El virus no tendrá el ARN o el ADN necesarios para infectar otras células. Las células no se infectarán con desechos extraños, y así es exactamente como el cuerpo trata un virus extraño. El cuerpo no puede reconocer el virus ya que no tiene la clave o el tiempo para su actividad, como resultado, el virus es tratado como desechos extraños. Cuando inyecta tejidos virales animales, el cuerpo no lo reconoce, porque no se originó dentro de las células de su propio cuerpo. Asimismo, si un virus se transmite por el aire de alguna manera, el virus tampoco será reconocido de esta manera. También tenemos las funciones de las mucosas. Cuando se observa moco bajo un microscopio, exhibe un patrón de tejido. Este patrón de tejido ayuda a filtrar los desechos extraños. Si de alguna manera pudiera fabricar virus en un laboratorio por billones, lo suficiente como para poder rociarlo en una gran población, esto aún no provocaría el virus que pretendía crear en la víctima. Sin embargo, si está respirando esta niebla, es una contaminación extraña que el cuerpo debe descomponer. En esos casos, si es lo suficientemente tóxico, el cuerpo fabricará un virus respiratorio para descomponer la toxicidad y eliminarlo.

Si miramos a China como ejemplo, podemos ver que la contaminación del aire allí es tan tóxica que las personas tienen que usar máscaras para protegerse. Puede imaginar que después de inhalar esto durante un período prolongado de tiempo, desarrollará una enfermedad respiratoria. Da la casualidad de que el coronavirus es un virus respiratorio. Los coronavirus han existido desde siempre. Si alguna vez ha tenido un resfriado, es probable que haya tenido coronavirus en un momento u otro de su vida. Los coronavirus no son nuevos, sin embargo, los medios de comunicación lo han exagerado y han tratado de convencer a la masa de ovejas ignorantes de que es nuevo y peligroso. Si miramos a Italia como ejemplo, podemos ver que Italia tiene una de las tasas de contaminación más altas de toda Europa, por lo tanto, hay una población allí que va a desintoxicar sus cuerpos, y van a hacer todo esto. al mismo tiempo (porque todos se acumulan a tasas y niveles similares). Como expliqué, los virus son cíclicos porque el cuerpo es cíclico. Las acumulaciones tóxicas tardan en acumularse y se acumulan en la mayoría de la población al mismo tiempo. Por lo tanto, la mayoría de la población también liberará sus acumulaciones tóxicas casi al mismo tiempo. Este comportamiento es lo que yo llamo la Ilusión de Actividad Viral (IVA). Esto puede ser explotado por quienes están en el poder, porque la persona que está observando esto cree, incorrectamente y por ignorancia, que es contagioso, pero simplemente no es así.

La ciencia de la virología al descubierto – 19:50


El estudio de los virus es defectuoso por naturaleza. Para poder observarlos en los laboratorios, los virus deben ser cauterizados, tratados y secados. Esto se llama irradiación. Esto elimina la necesaria humedad del virus. Este es un proceso de atenuación que “mata” el virus. Sin embargo, como se dijo, un virus no está vivo. Por lo general, son las proteínas virales animales las que se utilizan para realizar estas observaciones. Los virus se observan en ambientes de placas de Petri esterilizadas. Los sueros tóxicos se utilizan para mantener viva la actividad celular, pero en estado no saludable. Las células en tal entorno no tienen a su disposición los agentes de limpieza microbianos como los que aparecen en el cuerpo humano, por lo tanto, los científicos siempre observan la prominencia de la actividad viral, porque en esas condiciones las células solo pueden usar virus para combatir la toxicidad ya que no tienen bacterias o parásitos a los que puedan recurrir para esa limpieza. Por lo tanto, los científicos observan que los virus disuelven su propia actividad celular, pero esto es una ilusión. Para observar los virus, se deben teñir los virus, lo que provoca observaciones inexactas del virus, ya que el virus no está actuando de forma natural como lo haría en el cuerpo humano. La ciencia sabe esto, pero continúa con el fraude y el engaño de todos modos. Los virus son tan pequeños que tienen un tamaño de 0,1 micras. Esto requiere microscopios increíblemente poderosos. Los microscopios ópticos necesitan del proceso de tinción de los virus para que aparezcan en el microscopio.


 

Evidencia que los virus no causan la enfermedad.

Proof viruses do NOT cause illness.

CPE – Control Experiment – 21 April 2021 – English version (VIDEO)

Original video – https://odysee.com/@DeansDanes:1/cpe-english:f?r=DYfSbqT2hVGLHM5aFnCrsSkQM2vvpvAx

Stephan Lanka está allí en la camisa naranja, pero esa no es su voz.


 

Entonces, ¿cómo se comporta el virus en el cuerpo humano? La única forma en que lo saberlo es observarlos en el tejido vivo. Y precisamente Royal Rife inventó su propio microscopio que podía ver tejido vivo en imágenes de hasta 30.000 veces su tamaño real. Pudo ver microorganismos en su estado vivo, dentro del tejido. Rife observó que los virus y las bacterias son resultado de los desequilibrios dentro del sistema corporal; en resumen, concluyó que los virus y las bacterias son pleomórficos (consulte la página 1 para mayor claridad), lo que confirma los hallazgos de Antoine Bechamp en el siglo XIX. Rife afirma en sus estudios que:

En realidad, no son las bacterias mismas las que producen la enfermedad, sino que son los componentes químicos de los microorganismos los que actúan sobre el metabolismo celular desequilibrado del cuerpo humano. También creemos que si el metabolismo del cuerpo humano está perfectamente equilibrado, no es susceptible a ninguna enfermedad”.

Shawn Montgomery – Rife Research Group: “Lo que cualquiera descubrirá cuando busque es que Royal Rife inventó un microscopio a principios de la década de 1930 que se llamó Microscopio Universal, y su cualidad única con respecto a otros microscopios, era que podía ver un virus en su estado vivo: veía microbios en estado vivo y tan pequeños como virus. Tanto hoy como ayer, el microscopio electrónico puede ver virus, pero solo en formato de instantánea. Están muertos porque tienen que irradiarlos con electrones, que es el método de preparación. Esto los mata y, por lo tanto, no pueden verse en vivo. En los microscopios ópticos, la tinción o manchado se usa para resaltar las características, pero este manchado es tóxico en sí y por tanto las muestras se ven muertas. Rife vio esta limitación en microbiología y microscopía y decidió abordarla. Entonces su respuesta fue inventar un microscopio que usaba luz. Podía sostener la muestra, y al no matarla, podía usar este método para obtener una resolución extrema y ver las muestras en estado vivo. Por lo tanto, podía ver un virus moviéndose en sus procesos -lo cual se puede ver con un microscopio óptico- pero en estado vivo, lo que fue su clave innovadora. Rife inventó otros tantos artilugios basados en el mismo principio de rebote óptico de su microscópico”.

Los virus no pasan de una especie a otra – 25:24

Los virus no pueden cruzar de especie por varias razones. Por un lado, el ARN y el ADN de los animales no son compatibles con el ARN o el ADN de los humanos. Según la ciencia, los virus animales pueden transmitirse a los humanos, pero el cuerpo humano no fabrica ni replica células y tejidos animales. Somos humanos, y cuando comemos carne animal, se convierte en tejido humano, que usamos para nuestras propias necesidades; para construir músculo, por ejemplo. La única forma de introducir tejido viral animal en un cuerpo humano es a través de inyecciones. Solo entonces se puede observar tejido animal en la sangre. Por lo tanto, la suposición de que el SIDA vino de un mono, o que el coronavirus vino de un murciélago, o que el Ébola fue causado por un murciélago, no pueden ocurrir en la naturaleza. Ahora, pregúntese, ¿por qué solo en los últimos 40 años han aparecido estos virus en la naturaleza? ¿Por qué no ocurrieron hace mil años? ¿Por qué no ocurrieron hace 200 años? Estos virus se habrían producido en la naturaleza mucho antes de ahora si lo que dice la ciencia es cierto. Es imposible que los animales transmitan virus a los humanos, y es imposible que se transmitan entre diferentes especies de animales. Tampoco es posible que los humanos se transmitan virus entre si.

El cuerpo no reconoce ningún virus externo. Los virus tienen que ser creados por una célula de su propio cuerpo y contener el ARN o el ADN proporcionados por su célula. No existe tal cosa como una cepa viral mayoritaria. Cada persona va a tener su propia cepa porque el cuerpo crea la cepa para su propio uso. Citando de ‘La Aguja Envenenada’ (1956), de Eleanora McBean, doctora en medicina y nutrición:

“Durante una de nuestras epidemias de polio más extendidas (1949), la contracción de la polio por contacto definido con otras víctimas de la enfermedad no se pudo establecer según el estudio elaborado hecho por el Departamento de Salud del Estado de Nueva York. El Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos en sus estudios también admitió la misma respuesta negativa durante los sucesivos brotes de polio. En resumen, aprendieron que la enfermedad no era contagiosa”.

La revista TIME comentó sobre esta revelación inesperada al señalar que:

“cuándo y dónde las personas se contagian de polio sigue siendo un misterio. La suposición de que los virus entraban por la boca y la nariz llevó a los experimentadores a hacer pruebas exhaustivas tanto en animales como en seres humanos, en su mayoría presos y huérfanos. Estuvieron expuestos (por estrecha asociación) a pacientes con poliomielitis y sus gargantas y fosas nasales se frotaban frecuentemente con materia (de los pacientes) que se suponía que contenía virus. No se produjo polio de esta manera y el único efecto secundario perceptible fue que los sujetos de los experimentos perdieron el sentido del gusto y el olfato debido a la toxicidad del suero en los hisopos.”

Desinfectantes y Vectores de transmisión: 29:39

Los virus solo funcionan dentro de un huésped humano o en entornos de placas Petri donde pueden mantenerse en flujo. Fuera del cuerpo, se secan y pierden su humedad. Si bien existen en las superficies, como las bacterias existen en las superficies, esto, como se indicó, no es un peligro. Al igual que los desinfectantes publicitan que “matan el virus”, también los mecanismos de nuestro cuerpo filtran las partículas virales del medio ambiente. Los pelos de la nariz, la nariz y las membranas mucosas, y la saliva en la boca, neutralizarán los virus al entrar al cuerpo. Si pasan estos mecanismos y defensas, el cuerpo tiene glóbulos blancos que los neutralizarán al contacto. Incluso si un virus entrase en el cuerpo y pasara por alto todas sus defensas, el virus seguiría sin ser compatible con ese cuerpo. El virus debe contener el ARN o ADN específico para ser compatible con el cuerpo en el que ingresa. Además, el contacto de sangre a sangre no es un vector de transmisión de virus: sangramos hacia fuera, no sangramos hacia dentro. Cuando sangramos, sangramos hacia fuera del cuerpo. Esto mantiene la sangre pura y evita que la contaminación del exterior pueda entrar en el cuerpo. Esta es una de las razones por las que el SIDA y otros virus no son contagiosos. El único vector de transmisión de virus, además de la vacunación, es la transfusión de sangre de un paciente infectado. Pero no es el virus el que está causando el problema per se: es la combinación de tejidos animales extraños que se han creado en un laboratorio, como es el caso del SIDA. Dichos virus han sido concatenados. Esto puede provocar ciertos comportamientos en el sistema inmunitario. Esta es la razón principal por la que las vacunas tardan tanto en crearse; tratan de provocar la cantidad justa de irritación inmunológica sin matar al inyectado. Los laboratorios obtienen los resultados que quieren uniendo tejidos animales y mezclándolos con adyuvantes, sueros y conservantes tóxicos.

Coronavirus p2 – Cómo se fabrican los virus – 32:33

El coronavirus es un tipo de síndrome respiratorio agudo severo. Pertenece a la familia del SARS y tiene síntomas similares a los de la gripe. Tanto el SARS como el coronavirus son causados por la toxicidad ambiental provocada por el hombre. Las sustancias químicas tóxicas del aire se inhalan en los pulmones y en el sistema respiratorio, donde no pueden ser consumidas ni eliminadas por los microbios vivos. Las células de los pulmones fabrican virus no vivos específicos para descomponer estas sustancias. Por lo general, se presentan síntomas leves parecidos a los de la gripe. Los síntomas asociados con su eliminación son los que ocurren durante el SARS. Tales sustancias tóxicas transportadas por el aire son causadas por la quema de plásticos, formaldehído y aire contaminado por las fábricas, con una amplia gama de subproductos muy tóxicos. Las personas mayores con sistemas inmunológicos ya debilitados son propensas a una desintoxicación de virus respiratorios más avanzada y representan la mayoría de las muertes. Esta enfermedad puede surgir por millones debido a densas poblaciones, como en China, que respiran ese aire a diario, pero esto no significa que sea contagioso, no lo es. “Más del 99% de las muertes por coronavirus en Italia fueron personas que padecían afecciones médicas previas, según un estudio de la Autoridad Nacional de Salud del país. Más del 75 por ciento tenía presión arterial alta. El 35 por ciento tenía diabetes y un tercio padecía enfermedades del corazón”. Los síntomas pueden ser mayores en un individuo porque requieren que ocurra más actividad viral para limpiar la toxicidad. El cuerpo tiene los códigos de fabricación en el genoma, y dentro de la célula, para producir 320.000 variantes virales diferentes. El genoma indica a cada célula qué tipo de proteína tiene que fabricar; esto incluye las estructuras proteicas virales conocidas como virus. Pequeñas cantidades de proteínas virales se encuentran en el cuerpo, aunque no se esté produciendo desintoxicación. Si se magnifica el tejido, como lo hace la prueba de PCR, las células deben convertir las proteínas virales en estructuras virales completas y luego codificarlas para disolver tejidos específicos dentro y alrededor de las células. Esto es por lo que no observamos virus atacando todas las células del cuerpo; son solventes discriminatorios, no son no-discriminatorios, como ha dicho la ciencia. Los coronavirus son, de hecho, virus reales, simplemente un tipo de virus del resfriado.

No solo pueden enmascarar los casos diciendo que son COVID-19, sino que podría ser cualquier cepa de coronavirus y poder contabilizar como COVID-19 porque literalmente no hay diferencia entre COVID-19 y otras cepas de coronavirus. Y, naturalmente, la prueba PCR no verá la diferencia porque no hay una diferencia lo suficientemente grande como para notarla. Además, la prueba PCR está observando material genético sobrante del virus. Esto significa que, si alguna vez ha tenido un resfriado en su vida y ha tenido un coronavirus, es muy probable que lo etiqueten como un caso positivo de COVID-19, aunque no tenga ningún síntoma. Siempre hay algún nivel de actividad viral en pequeñas cantidades trabajando en el cuerpo. Solo cuando se recurre a grandes cantidades de actividad viral se experimentarán síntomas. Cuando los virus descomponen grandes cantidades de materia tóxica, esa materia debe ser expulsada por el cuerpo de alguna manera; debe salir del cuerpo. Utiliza mucosidad, tos, sudoración, excreciones de la piel y de los intestinos para eliminarlos del cuerpo. Si es un virus respiratorio, habrá síntomas respiratorios para expulsar las toxinas de los pulmones. Los virus se crean de la siguiente manera: cuando la toxicidad ha llegado a un punto en el que el cuerpo ya no puede retenerla, se verterán cantidades masivas de toxinas en el sistema sanguíneo. Para que el cuerpo se deshaga de estas acumulaciones tóxicas ahora en la sangre, las bacterias entran para alimentarse de esta materia como el primer método de eliminación. Los procesos de fagocitosis también juegan un papel. Los parásitos y hongos también están involucrados en pequeñas cantidades, dependiendo de la naturaleza tóxica de las sustancias. Sin embargo, si los tejidos están tan intoxicados y la sustancia es tan tóxica en el cuerpo, los microbios vivos morirán envenenados cuando intenten consumir esta materia, por lo tanto, el cuerpo debe utilizar otro método de limpieza para deshacerse de esta toxicidad. El cuerpo tiene el virus para adaptarse a esta situación.

En tales circunstancias, las células se unen como una unidad completa, conspirando para limpiarse a sí mismas y su entorno de toxicidad para restaurar los tejidos y fluidos celulares. Esto permite que prospere nueva actividad celular.

Para que una célula fabrique un virus, lo hace de las siguientes maneras: Primero, la célula recurrirá a la proteína viral que ya existe en la célula. El genoma actúa su papel, y la célula recurrirá al modelo de cualquier virus determinado por la célula para limpiarse a sí misma y su entorno. La proteína viral acude al núcleo en el que el virus se estructura en su forma completa. Antes todo lo que existía eran partículas de proteína viral, ahora toda la estructura del virus ha sido fabricada y ensamblada en el núcleo. Sale del núcleo donde se aloja dentro de la célula. El virus obtendrá su ARN o ADN de la célula, ya que la célula contiene ADN, lo que significa que el virus fabricado por la célula también impartirá su ADN al virus (ADN orgánico). Este proceso permite que el virus, con la ayuda de anticuerpos, que son un tipo de glóbulo blanco, disuelva tejidos específicos. La replicación continúa de esta manera hasta que la célula ya no puede contener los virus en sí misma. En este punto, la pared celular se romperá, por un lado, lo que permitirá que los virus escapen y entren al resto del cuerpo. La célula, aunque se rompe, no se destruye en el proceso. La célula puede curar fácilmente esta pequeña ruptura. Este conjunto de virus continuará durante 72 horas. Después de 72 horas, la célula fabricará un nuevo conjunto de virus con diferentes mecanismos de limpieza, después de que el cuerpo haya agotado el primer conjunto. El segundo conjunto será un poco diferente al primero, pero ambos conjuntos son del mismo tipo de cepa: el segundo conjunto limpiará lo que el primero no hizo.

Visite mi sitio web para obtener más información: https://virusesarenotcontagious.com/

Si tiene alguna pregunta o desea obtener información sobre un tema en particular, envíeme un correo electrónico a mi sitio web completando el formulario.

Jeff Green                           Viral Misconceptions                           Copyright © 2019-2020

VIDEOS Relacionados:

ARTÍCULOS Relacionados:

(Recursos y links en ingles) Is Germ Theory True?

Gérmenes o Tóxicos:  https://saludsinmas.com/germenes-o-toxicos/

El “terreno” de la enfermedad: Limitaciones de la teoría de los gérmenes

https://es-visiontimes.com/el-terreno-de-la-enfermedad-limitaciones-de-la-teoria-de-los-germenes/

Deconstruyendo la teoría de los gérmenes – El fraude de Pasteur

https://kalitarget.wordpress.com/2020/10/14/deconstruyenyo-la-teoria-de-los-germenes-el-fraude-de-pasteur/

El Concepto Erróneo Llamado Virus- Dr. Stephan Lanka

Sarampión como ejemplo.

Al contrario de lo que cree la mayoría de la gente, no hay virus patógenos. Las afirmaciones sobre la existencia de virus y enfermedades virales se basan en malas interpretaciones históricas y no, como pensé en el pasado, en fraudes o engaños deliberados. No tenemos nuevas mejores, en el sentido positivo, “científico” descubierto y explicaciones para el origen, la terapia y la prevención no sólo de las enfermedades “virales”. El fenómeno de aparición simultánea o posterior de síntomas en distintas personas, que hasta ahora se interpretaba como contagio y se creía que estaba provocado por la transmisión de patógenos, ahora también es fácil de comprender a través de nuevos descubrimientos. Por tanto, ahora tenemos una nueva visión de la vida (cuya realidad es una visión antigua) y de la integración cosmológica de los procesos biológicos. La perspectiva “nueva”, más bien redescubierta, sólo podría originarse fuera de la “ciencia” oficial; una de las razones de esto es que las personas involucradas en las instituciones científicas no cumplen con su primer y más importante deber científico: dudar permanentemente y verificar dos veces cada teoría. De lo contrario, ya habrían descubierto que la mala interpretación ya se había estado produciendo durante mucho tiempo y se había convertido en un dogma solo por actividades extremadamente poco científicas en los años 1858, 1953 y 1954. La transición a una nueva explicación de la salud, la enfermedad y la curación solo tendrá éxito porque todos los terapeutas y científicos interesados pueden salvar las apariencias. Desde la historia y la nueva perspectiva de la biología y la vida, ahora también tenemos explicaciones para las emociones, la ignorancia y todo tipo de comportamiento humano. Salir de un callejón sin salida y perdonar los errores del pasado puede ser incluso más eficaz cuanto más se comprenda lo que pasó y se aprenda para el futuro. Sé que las personas directamente involucradas, como médicos, virólogos profesionales de la salud, y sobre todo para las personas afectadas por el sistema, que sufren de diagnósticos erróneos o que incluso han perdido familiares por ello, puede ser difícil aceptar intelectualmente el explicación dela realidad que ofreceré en este articulo. Para que la teoría de los gérmenes no se convierta en un impulso peligroso, como fue el caso del SIDA, la BSE, el MERS, el SARS, el Corona y varios otros casos de gripe animal, o incluso que provoque la ruptura del orden público, les estoy preguntando amablemente a todos las personas que recién están descubriendo los hechos sobre la “inexistencia” de los presuntos virus para discutir el tema de manera objetiva y sin emociones…

LEER mas acá: https://www.scribd.com/document/476930504/El-concepto-erroneo-llamado-Virus-docx

Si has encontrado un error ortográfico, avisanos por seleccionar el texto y presiona Ctrl+Enter.

Visitas:179 Visitas Hoy: 1

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

no access

Spelling error report

The following text will be sent to our editors: